miércoles, 29 de agosto de 2007

Suicidio y drogas: derechos elementales del ser humano

Hace tiempo comenté que me sorprendía la cantidad de gente que llegaba a esta página usando los buscadores intentando encontrar información sobre el suicidio con distintas drogas -todas legales- y dije que haría una entrada sobre el tema.

No ha resultado fácil decidir como abordarla, ya que no quiero que sea un manual sobre como acabar con una vida, ni tampoco considero que mi opinión o mis argumentos sobre el tema tengan una relevancia especial como para que simplemente sea una exposición de mis ideas.






La mayor parte de las peticiones de información que recoge esta web al respecto, preguntan sobre como llevar a cabo el acto con diversos fármacos, siempre hasta el momento benzodiacepinas o vulgarmente pastillas para dormir. Supongo que eso responde a varias razones. La primera la disponibilidad de las mismas, que se recetan con facilidad y generosidad para todo tipo de trastornos. La segunda, el deseo de que la muerte sea algo indoloro, algo como simplemente quedarse dormido. Y la tercera razón la confusión que persiste hoy día de que es posible suicidarse con benzodiacepinas, como si estas fueran los mucho más potentes barbitúricos que se recetaban con fines parecidos hasta que se descubrieron estas otras alternativas mucho más seguras para los pacientes.

Las pastillas con las que murieron, voluntariamente o no, personajes míticos como Marilyn Monroe o una buena parte de los "mártires" del rock como Hendrix, Scott o Morrison, no fueron las que hoy día los médicos ponen en manos de la gente.
Y es el increíblemente grande margen de seguridad que tienen las benzos frente a los barbitúricos lo que permite que sean recetados con esa generosidad excesiva. Creo que no me confundo en absoluto si dijera que las dosis para provocar la muerte con las actuales pastillas para dormir, están muy por encima de una caja de cualquiera de las que actualmente recetan, aunque eso también dependa en parte de la reacción individual de cada persona al fármaco.
En el caso de los barbitúricos, esto no es así. En muchos casos valdrían unas pocas pastillas, que en muchos casos se tomaban sin querer, al no recordar la persona si había tomado la dosis, como consecuencia de los efectos secundarios de estas drogas.

Hoy día es muy infrecuente que un médico recete barbitúricos, y sus indicaciones están mucho más reducidas, estando en la mayoría de los casos en manos de los especialistas de la anestesia y dentro del marco hospitalario.

Hasta aquí la parte "técnica", concerniente a las aspiraciones de algunos a encontrar la muerte a manos de las actuales pastillas para dormir. Espero que esta parte satisfaga el deseo de conocer de los interesados, sin cuestionar la legitimidad de su deseo.
Pero vamos con la parte más importante del asunto: nuestro derecho al suicidio, nuestro derecho al uso de drogas, y nuestro derecho a una muerte digna y elegida en tiempo y modo.

El gran psiquiatra Thomas Szasz ha postulado desde siempre, que una de las más poderosas razones por las que el estado, arrogándose funciones que se extralimitan de sus competencias, sitúa fuera de nuestro alcance -mediante la prohibición- aquellas sustancias que no sólo pueden alterar nuestros estados de animo a voluntad propia, sino especialmente aquellas que podrían devolverle al individuo el derecho a suicidarse, de una forma digna, sin la intervención ni el permiso de terceras partes.
Todas o casi todas esas sustancias siguen estando en el arsenal terapéutico, pero bajo la llave de los actuales sumos sacerdotes de nuestra sociedad: médicos y psiquiatras.

Es de sobra conocido y aceptado entre los médicos que a ciertos pacientes que están en fase terminal, se les aplica la eutanasia de forma que acortan sus sufrimientos y aceleran el momento de la muerte, muchas veces en complicidad con el enfermo y su familia. Pero por desgracia, ni siquiera en esos casos la decisión recae totalmente en el sujeto, sino que depende de la suerte de médico que le haya tocado.
Al no ser un procedimiento regulado y totalmente legal, es un acto que puede causarle problemas al profesional que decida llevarlo a cabo, o simplemente por razones éticas o morales un médico se niega a dar esa ayuda al sujeto que lo pide.
Cuando lo quieren hacer, el procedimiento es tremendamente simple.
Una dosis de tranxilium hará que el paciente viva esos últimos momentos sin una ansiedad añadida. Luego otra benzodiacepina, una de alta potencia como hipnótica y rápida velocidad de actuación, que suele ser midazolam, junto con una dosis suficientemente alta de morfina, harán el resto. La sinergia entre los 3 medicamentos, lograrán que el paciente entre en un sueño que se hará más y más profundo hasta que la muerte se produzca sin dolor por parada respiratoria.

Se podría conseguir lo mismo usando únicamente morfina, que en este caso sería preferible a la heroína dada su mayor capacidad de actuar como depresor respiratorio, pero las dosis que se tendrían que usar serían mucho más altas y llamarían la atención, y aunque sea una práctica cada vez más extendida, sigue siendo un tabú sujeto a castigo.

Si fuera el individuo quien decidiera qué drogas quiere tomar y como hacerlo, estaríamos capacitando de facto el suicidio, o mejor dicho, la eutanasia en toda su amplitud de significado de "buena muerte", ya que realmente la muerte está al alcance de cualquiera (excepto casos de incapacidad y dependencia total), pero al precio de que esa muerte ha de ser traumática, dolorosa y agresiva. Cualquiera puede beberse un litro de lejía y destrozarse por dentro, arrojarse contra un tren o herirse de forma mortal con distintas herramientas.

Nuestra sociedad ha ido solventando algún que otro problema con las cuestiones más elementales del ciclo humano, pero trasladando otros.
Mientras que actualmente los niños ya no vienen de París ni los trae una cigüeña, el abuelito "se ha ido a un largo viaje". Del sexo a la muerte.La muerte no es tema de conversación, es molesta, huimos de ella hasta en nuestros pensamientos, hasta el punto de no querer nombrarla. Es la gran asignatura pendiente de la conciencia occidental, que algunas religiones trasladan a un "después metafísico".

Históricamente somos involutivos en ese aspecto. Nuestras culturas "madre", griega y romana, aceptaban la muerte y consideraban un derecho del individuo elegir cuando ponía fin a su vida.
Cuando el cristianismo conquistó occidente, la vida pasó a ser un regalo de Dios, una cesión temporal, de la que nosotros no estábamos autorizados a disponer y que de hacerlo, se nos negaba el acceso a esa vida posterior prometida y nos condenaba a una eternidad de sufrimiento.
Paradójicamente, en lugares como los USA actualmente, y en el resto de Europa durante cientos de años, el estado que nos niega el derecho a disponer de nuestra vida, sí puede sin embargo disponer de ella si cree que hemos cometido un delito que merece tal castigo.

Hasta hace unas décadas el suicidio era un delito en nuestro país (y en otros). Y con perversa lógica, el intento de suicidio también lo era.

Sin embargo, consideramos un gesto de "humanidad" cuando matamos a un animal que sufre, pero nuestros derechos, aunque sea como animales humanos, aún están por evolucionar en ese aspecto.

El gobierno Zapatero tenía como una de sus promesas electorales abordar el tema de la eutanasia, pero ya finalizando la legislatura vemos que no va a ser así, incluso el nuevo ministro de sanidad lo confirmó hace poco, diciendo que será algo que "mejor se tratará en legislaturas posteriores", aunque su rama juvenil ha pedido públicamente su despenalización.

Y eso que no creo que fueran a institucionalizar una serie de mecanismos para que cualquiera que quisiera tener acceso a una muerte digna pudiera ser satisfecho, sino que seguramente estaría reservado a los enfermos con sufrimientos físicos y sin posibilidad de curación.
No creo que estas personas tengan más derecho a disponer de su vida que otras para las cuales la cuestión existencial se haya convertido en un sufrimiento con el que quieran terminar.
Evidentemente no abogo porque cualquiera que tenga un mal momento en su vida pueda terminar con ella de forma inmediata, sobre todo porque es una acción sin retorno.
Pero sí creo que cualquiera, independientemente de su estado de salud, tome la decisión de terminar con su vida y esa decisión sea fruto de un convencimiento profundo y prolongado en el tiempo, debería tener acceso a los fármacos que le permitan hacerlo de forma privada, sin dolor y ajena a dramatismos que hagan más difícil un acto de ese calibre.

Hace no mucho, tuve la ocasión de escuchar a una persona de gran corazón y cuyas convicciones religiosas teóricamente le prohíben disponer de la propia vida, contarme como había sido el final de un ser querido. Y lo hizo con una expresión de felicidad que algunos no entenderían.
Esta persona, que sufría de un mal terminal, tuvo la suerte de contar con ayuda de algún médico que le proporcionó lo necesario. Y cuando decidió que había llegado el momento, se reunió con sus seres queridos y se despidió de ellos. Luego con su pareja pasó sus últimos momentos amándose, tras lo cual se administró lo necesario, y encaró su final abrazado a quien amaba. Sin dolor, sin humillación, y envuelto en el amor de los suyos hasta el final.

Como contraste a esa forma de morir, está la muerte de Giovanni Nuvoli, un enfermo de esclerosis lateral amiotrófica. Con 53 años, su enfermedad degenerativa terminal, y conectado a un respirador que le mantenía con vida, había conseguido que un anestesista accediera a darle un sedante y desconectar el respirador. Cuando iba a ocurrir, la policía italiana actuó impidiéndolo.
Giovanni hizo lo único que le quedaba por hacer y fue negarse a comer y a beber.
De nada sirvió.
Murió, pero como consecuencia de la deshidratación y la falta de alimentos. Hablando claramente, su lengua se hinchó y se abrió por la falta de liquido, su orina se hizo tan concentrada que le abrasó la vejiga y la uretra, las paredes de su estomago se secaron y eso originó terribles vómitos de pura bilis, para que finalmente las células de su cerebro se acabasen deshidratando y secando, provocando convulsiones y ataques hasta que su corazón reventó.

Esa es la renovada "humanidad" de nuestras leyes.

Desde luego las personas que soportan un mayor sufrimiento tendrían que tener unos mecanismos preferentes para poder acceder a un final digno, aunque paradójicamente y en contra de las creencia popular, los enfermos de cáncer -ejemplo de sufrimiento físico y psíquico- no tienen una tasa de suicidios más alta que el resto de la población.

Otro dato a tener en cuenta, que se vio en un estudio conjunto entre las autoridades médicas y policiales, es que cuanto más aumenta el consumo de morfina en un país para paliar dolores, menor es el número de muertos provocado por consumo de drogas ilegales.

Y eso lo debemos encuadrar en un contexto en el que la propia OMS reconoce que el uso de opiáceos para manejar el dolor está hasta 8 veces por debajo de lo que sería recomendable, y en eso influyen desde las trabas que algunos países ponen a sus médicos para acceder a esos fármacos, a la imagen de droga terrorífica que tiene la morfina incluso entre los supuestos profesionales que presentan reparos totalmente irracionales e injustificables para prescribirla adecuadamente, como por ejemplo que el enfermo si recibe morfina pronto luego no será efectiva -cuando carece de "techo terapéutico"-, que la morfina provoca euforia (que terrible efecto secundario...) o la más aberrante preocupación de que el paciente se hará adicto, siendo alguien terminal.

Un indicador de la calidad de vida de un país, es la cantidad de morfina prescrita a sus enfermos. Datos de hace unos años sitúan a Dinamarca a la cabeza, con 37'5 kilos de morfina por cada millón de habitantes, Gran Bretaña con 21'6 kilos (pero no se contabilizó la heroína usada de la misma forma), y España con un ridículo 2'4 kilos por millón de habitantes, sólo por delante de Italia con un 1'4 kilos y Grecia con 0'7 kilos.

Actualmente Las Palmas es la provincia española con mayor consumo de morfina, y aún así, en 1986, en la mitad norte de la isla (distrito sanitario norte), su consumo total fue de... 37 gramos de morfina!!!
Tan sólo 5 años después su consumo había pasado a ser de 4 kilos en total.

No sólo no hay una institución de la eutanasia que permita a las personas disponer de su vida según sus deseos, sino que además el tratamiento que se le da a aquellos que son obligados a vivir a pesar de sus dolores o sufrimiento, dista enormemente de ser el adecuado, y no por falta de recursos sino por una injustificable ignorancia y unos vergonzosos prejuicios.

Dado este panorama para aquellas personas, que por razones médicas o de otra índole, quieren poner fin a su vida, los defensores de esta postura ética han tenido que agruparse y comenzar a autogestionar sus necesidades.
La asociación "Derecho a Morir Dignamente", presidida por el escritor y filósofo Salvador Pániker, es la que esta prestando ayuda a todos los niveles a estas personas. Además facilita a sus socios, tras un tiempo como asociados (para evitar decisiones precipitadas), un manual llamado "Guía de Autoliberación", en el que se da cuenta de diversos fármacos que se pueden conseguir y como usarlos para que la persona tenga acceso a la posibilidad de ejercer su derecho, de la forma menos traumática para sí mismo y los suyos.
Y siguen luchando para que se reconozca ese derecho perdido, inherente a la vida humana.

Creo que mi opinión está clara al respecto, y que al escribir esta entrada se ve claramente que estoy a favor de la libertad de elección sobre cuando y como dejar este mundo.
Sólo hay un aspecto que me preocupa de una posible institucionalización de la eutanasia: los ancianos.
En un país en el que hasta hace poco teníamos que ver en las noticias como había gentuza que abandonaba a sus ancianos en una gasolinera para irse tranquilamente de vacaciones, y en el que todavía no hemos aprendido a darles el valor y el reconocimiento que merecen, a integrarles como parte útil de esta sociedad, creo que sería preocupante que de existir la institución del suicidio asistido muchos de ellos recurrieran a esta opción "para no ser un carga familiar" o por presión del propio núcleo familiar o social. Cuando las pensiones que mantienen a muchos de estos ancianos son claramente insuficientes para vivir, y no existen apenas plazas públicas en residencias asistidas para ellos, temo que muchos se vieran "obligados" a tomar esa opción como la única valida para dejar de ser una carga, o que el hecho de no hacerlo les supusiera una sensación de egoísmo para con las personas que les ayudan a seguir viviendo.
¿Egoísmo por querer vivir? Es un riesgo gravísimo ante el que no veo una solución sencilla.

Ciertamente la decisión sobre la propia muerte es un derecho que se le ha arrebatado al individuo, y creo que en ningún caso el estado debería decidir quien puede o no acceder a ese derecho.
Pero tal vez, al igual que en otras áreas, se deba ir reconquistando el terreno en pequeñas porciones, a medida que conseguimos tener una sociedad que haya asumido valores, y que reaccione de frente y sin miedo contra el maltrato a los ancianos.

El derecho a la propia muerte en ningún caso puede convertirse en una obligación para comodidad de otros.

74 comentarios:

jake dijo...

saludos:
el tema de las sustancias psicoactivas me interesa mucho, así que leo su blog casi todos los días: si no hay una entrada nueva, pues las antiguas, para así ir aprendiendo.

está claro que el suicidio y las drogas están relacionados en cuanto atañen a la libertad personal de cada uno. es más, considero el decidir cómo y cuando morir como el mayor acto de libertad del que puede hacer uso un individuo y, por lo tanto, de dignidad. debido al miedo ese al que usted se refiere, consideramos la muerte como algo ajeno a nosotros, algo imprevisto que nos sucede. pero ya que no decidimos venir a este mundo y no tenemos tanta libertad como nos gustaría sobre nuestras vidas y personas, la elección de la muerte es lo único verdaderamente libre.

la lectura de esta entrada me ha suscitado una duda y como no soy ningún experto en nada, espero que usted o cualquier otra persona me la pueda solucionar:
*.- cuando habla de la aplicación de eutanasia a pacientes terminales por parte de ciertos médicos, ¿se refiere a cuidados paliativos? me he informado un poco y por lo visto este tipo de cuidados no buscan la muerte, aunque en un reportaje televisivo que vi, creí entender que bajo ese calificativo lo que en realidad se hace es darle una muerte digna y sin sufrimiento al paciente terminal. una eutanasia encubierta.

felicidades y ánimos por la labor que está realizando con este blog.

p.d.: esa forma de eutanasia con benzodiacepinas y opiáceos me ha recordado a la inyección letal, aunque sean tan diferentes en sustancias y finalidades.

Symposion dijo...

Hola Jake.
No me trates de usted, que además de no ser ningún venerable, me suena a "señor mayor" y me da el telele, y queda mucho tiempo para que el inserso me pague los viajes.

Gracias por lo que dices del blog. Esos pequeños detalles que algunos tenéis hace que sea más agradable escribir de vez en cuando. Siento que no tenga ni cabeza, ni tiempo ni material como para poder escribir a diario una entrada. Ojala!!

Sobre la pregunta que me haces: no confundo la eutanasia terminal que aplican algunos médicos con los cuidados paliativos.

Por desgracia, los cuidados paliativos son algo relativamente reciente, y todavía en crecimiento en nuestro país.
Creo que ya todas las ciudades los tienen, aunque no es algo que se haya practicado fuera del ámbito hospitalario en el pasado.

Los cuidados paliativos son aquellos destinados a mejorar la calidad de vida del paciente y de su entorno, básicamente cuando lo único que se puede hacer es paliar los efectos de una enfermedad. Actualmente esos cuidados, que no son sólo de tipo médico, únicamente los reciben aquellos pacientes y familiares cuyo diagnóstico es el de una muerte casi segura.

Algunos profesionales de este campo los han definido como "cuidados intensivos de confort", tomando como punto de vista el del enfermo, normalmente reducido a una cama y cuyo mundo queda recortado con las lógicas consecuencias para su estado anímico, su autoestima, y el sufrimiento de sus seres queridos.

Cerca del 80% de los enfermos en nuestro país muere en un hospital. Ese es el lugar en el que hemos "apartado" el hecho de la muerte.
Sin embargo la tendencia se está invirtiendo, y se empieza a procurar que el enfermo terminal pase sus últimos momentos en su hogar.
Ese simple hecho reduce enormemente el sufrimiento que supone afrontar una situación así, sobre todo para el enfermo.

Por suerte la medicina paliativa ya ha salido en muchos casos de los hospitales, y existen equipos organizados, con un doctor, enfermera y psicólogo, que tras requerimiento o por indicación directa del especialista, visitan al enfermo en su casa.
Controlan la medicación, atienden a las dudas, dan soporte a los familiares. Van preparando el momento.

Los que yo conozco suelen contar con ayuda, al menos en el caso de los pacientes oncológicos, con personal que subvenciona la Asociación Española contra el Cancer.

En cuanto al reportaje que mencionas, imagino sobre que asunto que recientemente dio mucho que hablar, y con más repercusiones políticas que de otro tipo. Y creo que con ese caso, el de Madrid, lo único que se hace es que se tenga miedo de facilitar, en el borde de la ley, el transito hacia la muerte.

En ese aspecto, tal vez lo más confuso que pueda haber, es el concepto de sedación terminal, que no es una eutanasia activa.
Una vez que el enfermo entra en su última fase, la agonía, cuando el sufrimiento no se puede manejar de otra forma, se le induce al enfermo un estado de sedación llamado sedación terminal.
Los fármacos con los que se hace, son prácticamente los mismos con los que se aplicaría una eutanasia activa.

Lo que se consigue con este procedimiento, es que el enfermo pase sus últimas horas o días, dormido.

Ocasionalmente se retiran también los aportes de glucosa (vía suero) al enfermo, para que el cuerpo al no tener una fuente de energía, termine antes con un proceso que es irreversible e implica sufrimiento.

Prácticamente cualquier acto médico que llegados a este estado pretenda alargar la vida del paciente, bien porque la familia no acepte el hecho o bien porque el médico crea que hay que luchar contra la muerte hasta el final, entraría dentro de lo que se puede considerar ensañamiento terapéutico.
Sólo sería éticamente aceptable por petición expresa del enfermo.

Creo que queda claro que los cuidados paliativos no tienen nada que ver con la eutanasia activa, tal y como entendemos el termino, aunque son justamente los responsables de que se produzca una buena muerte o "eu thanatos", o la mejor de las posibles.

Cada vez quedan menos médicos que ante alguien terminal y con sufrimiento, hacen esfuerzos inútiles que perjudican al paciente.

Otra cuestión sería que a petición de un enfermo, por la razón que el crea oportuna, pida al médico que acelere su muerte. Al no existir legislación que lo permita, el médico se expone a posibles demandas penales por parte de los familiares, y si no es un caso terminal que pueda pasar desapercibido como la mayoría, a una investigación por homicidio y su procesamiento.

No sólo son razones éticas o morales las que frenan a muchos profesionales a aceptar esas peticiones.

Cuando he escrito que esa forma de suave eutanasia es practicada y aceptada por muchos médicos, me refiero a aquella que se ejerce de forma activa, pero ya sobre un enfermo en el que su pronóstico es de unos pocos días de sufrimiento. Y nadie, si no se realiza una autopsia, puede saber si el paciente fallece por un exceso de dosis intencionado o por la propia enfermedad.
Es en esos casos en la que la mayoría de los médicos en trato con estos pacientes, sustituyen 4 o 5 días de dolor colectivo, por unas horas de sueño, como fin de la vida.

En cuanto a su remoto parecido con la inyección letal, que suele ser un barbitúrico como relajante y para "atontar" al reo, un paralizante muscular que detiene la respiración y cloruro potásico que detiene el corazón.
Consigue la muerte, sí.
Pero aparte del barbitúrico, la conciencia de la persona no es aliviada de ningún sufrimiento. Incluso tras los primeros momentos de la muerte por parada cardio-respiratoria se cree que la persona sigue teniendo conciencia.
Podrían usar la misma combinación de fármacos que para una sedación terminal y hacerle morir durmiendo, que aunque es menos cruel, también es menos rápido (además de reversible por si llegase un último perdón).
Pero eso, es otro cuento.
Nosotros no podemos disponer de un médico que nos ayude a morir, a no ser que vivamos en los USA y un juez nos condene a ello.

Symposion dijo...

Aprovecho que andaba por aquí contestando a un comentario para dejar una nota explicativa.

Sé que se está retrasando la siguiente entrada más de lo habitual.
Cuestiones personales y una cierta falta de motivación son responsables de eso.

Y para escribir algo sin que me apetezca o forzado por las prisas, prefiero no hacerlo.

Siento la tardanza.
Lo mismo mañana tengo una buena idea, o pasa una semana y sigo igual.

Sólo me gustaría poder decir, que ojalá la espera merezca la pena.

Saludos a todos.

jake dijo...

espero que las musas vengan a ti y que esa motivación no desaparezca. tal vez parte de culpa la tenemos los que te leemos, porque en esta última entrada no se ha participado como en las anteriores y no se ha generado ningún debate.

yo llevo algunos días dándole vueltas a lo que es el principio de la entrada: lo de llegar a la muerte a través de las drogas. este aspecto es uno de los más polémicos, confusos y que más demonizan ciertas sustancias. sé que de esto se ha hablado ya bastante: que mientras ciertas sustancias ilegales no causan muerte (o si lo hacen las cifras son bajas), otras que sí son legales son la causa de miles de muertos en todo el mundo. este aspecto creo que ddaa lo ha dejado bastante claro en algún que otro blog.

lo que a mí me interesa, tal vez porque no lo tengo muy claro, son las situaciones límite: ¿cuánta cantidad de una sustancia hace falta consumir para morir? creo que antonio escohotado en su historia sobre las drogas menciona un experimento realizado con thc. por lo visto, inyectaron a un perro una cantidad enorme de thc en estado puro para averiguar cuál sería la dosis mortal. tras recibir la inyección, el perrro se desmayó y estuvo durmiendo durante una semana (creo recordar). ¿conclusión? la mía es que es imposible llegar a morir de sobredosis de cannabis. pero esta sustancia está prohibida.

con cocaína y heroína, uno sí puede morir de sobredosis, aunque con ésta última cada vez tengo más dudas porque en algunos sitios leo que la gente muere pero por los adulterantes, en otros porque se inyectan un caballo de mayor pureza al que están acostumbrados sin saberlo. si te tratan a tiempo en estas sobredosis, te recuperas, supongo que a base de algún antagonista. no soy ningún experto, reitero.

con el éxtasis, tengo entendido que es más difícil, por no decir imposible, que te salven de una sobredosis porque no hay medicamento que contrarreste sus efectos.

pero lo que me parece más interesante y que tal vez te podría inspirar para una nueva entrada son los efectos de algunas sustancias como la ketamina o el dextrometorfano que en cantidades elevadas llevan a la persona a tener experiencias cercanas a la muerte. no sé si esto será un nivel más en la experiencia psicológica o debido a que son depresores te ponen tan chungo que llegas a creer que vas a morir.

espero haber podido darte o alguna idea o que la encuentres en algún otro lugar, pero no dejes de escribir.

un saludo y ánimo.

Symposion dijo...

Gracias por tu comentario Jake.

En cuanto a lo que has dicho de cada una de las drogas, es cierto todo.

Lo único que tengo una duda, es que el cannabis pueda tener una dosis mortal.
El propio Escohotado cita en ese mismo libro el caso de una persona que muere al ingerir mas de 30 gramos de un hashis de calidad excepcional.
Y lo que se le inyecta al perro, no es THC puro, sino un extracto liquido de cannabis.

Hace unos días creo que leí que un joven había muerto al reventársele una bola de hashis que llevaba dentro. Normalmente esas bolas son de 10 gramos como mucho, y el hashis marroquí de la mejor calidad es potente pero me parece extraño que tenga la capacidad de matar con solamente 10 gramos.
Aunque ya el propio Escohotado hablando de su experiencia con ese aceite de THC, habla de que su potencia sería tan respetable como la de la LSD, pero con una mucho mayor toxicidad.

Esta en varias webs y periódicos, como este:
http://www.adn.es/ciudadanos/20070821/NWS-0528-Muere-centenar-estomago-hachis-bolas.html

Pero puede ser debido a algún problema específico de la persona, ya que miles de personas hacen ese mismo "trayecto" cada año y sería el primer caso.
Pero no tengo constancia de que la certificación fuera que la muerte fue debida como única causa a que hubiera una bellota de hashis abierta.

De hecho conozco un caso en que alguna bola no iba bien cerrada del todo, y la persona lo que consiguió fue un colosal viaje junto con un sopor de varias horas que pasó en una pensión en la que se refugió al notar lo que le ocurría en Ceuta, muy asustado y temiendo por su vida.

Pero esto no es igual que con una simple bola de cocaína, que posiblemente fuera suficiente unos gramos de golpe dentro del cuerpo para matar a una persona, como ocurre con cierta frecuencia entre las "mulas" que traen coca desde sudamérica.

De ser así, el de ese chico sería un caso importantísimo a nivel histórico y farmacológico.

Nada existe que no sea mortal en dosis suficiente, ni siquiera el agua, la sal o el azucar, pero en el caso del THC sería la primera vez que se podría ver como sucede ese proceso, en una autopsia con los medios actuales.

Pero tras el anuncio de la noticia, no volví a ver más sobre el tema.
Pudo ser una septicemia, un colapso multiorgánico, el uso de otras sustancias, etc.

Si alguien sabe algo más de este caso, estaría bien que facilitasen información confirmada.

Y te repito jake, que gracias por tus palabras y por tus ideas.
No voy a dejar de escribir, pero prefiero hacerlo cuando este más centrado, motivado, y tenga ganas.
Debe ser una mala racha, nada más.
Pero el blog seguirá, aunque a veces me dilate en el tiempo más de lo que me gustaría.

Saludos.

Symposion dijo...

Me he quedado pensando.... ¿qué ocurriría si tuviéramos la autopsia y que esta descartase totalmente una relación entre esa bellota y la muerte del joven?

¿Harían publicidad los medios sobre la increíble seguridad del cannabis en relación a la dosis mínima activa?

¿Contarían como una bola de 10 gramos de un hashis de "alta" potencia, soltada en el estomago o intestinos de un menor, no resulta mortal?

Personalmente tiendo a pensar que esa bola abierta con sus 10 gramos, más el resto de las bolas no abiertas, tienen relación con las causas que pudieron conducir a la muerte del joven, de la misma forma que el hecho de estar jugando al fútbol tuvo que ver con la muerte de este jugador del Sevilla con un problema cardíaco previo.

Pero es sospechoso que no se haya hecho más escarnio con este asunto.
Posiblemente los hechos no acompañan a que se le use como ejemplificación de los peligros del cannabis, e incluso esa autopsia puede resultar incluso exculpatoria... lo cual pondría en molesta situación a los voceros habituales.

De no ser así, hubiera sido noticia de otra forma, mucho más seguida, explotada y utilizada.

¡Que alguien nos cuente que dice esa autopsia!

-- dijo...

Sobre la forma de acabar con la vida que comentas: tranxilium+midazolam+morfina. ¿Qué cantidades de estos fármacos son necesarias suponiendo que se toman por vía oral?. He oido que la morfina por via oral no se absorbe bien y que hay que tomar entre el doble y el triple para que haga el mismo efecto. También he leido que con 200 o 300 mg (unas 20 o 30 pastillas de 10 mg) una persona no muere.
¿Me puedes decir algo a este respecto?

Ariza dijo...

Hola!Me ha parecido un artículo muy bueno, me he topado con la página por casualidad y la verdad es que ha removido dudas que tuve hace un tiempo acerca del tema...
Desde luego van a tener que pasar una cuantas legislaturas para que el tema sea abordado, y más en la situación actual donde hay que evitar temas tabú para que no se te acabe de echar encima la población en desacuerdo, es sin duda uno de los agujeros de la política moderna y uno de los pasos clave para la evolución de la conciencia humana. Pero a un lado temas morales, el hecho de llevar a cabo la eutanasia supondría un número bastante elevado de calibraciones, desde quiénes y de qué forma se evaluaría a aquellos que deseen morir(y volveríamos a las mismas de por qué el Estado elige quién puede o no morir...), pasando por el coste que eso supondría y la duda de que al igual que ocurre hoy día con temática psicológica como el cambio de sexo por ejemplo, hasta donde el Estado debe apoyar económicamente esa iniciativa, es decir, una cosa es legalizar la eutanasia y otra subvencionarla.
Como digo, desgraciadamente lo veo un tema demasiado complicado y que levantaría mucha polémica algo que los gobiernos futuros y este mismo no desean en absoluto... la cobardía de la ambición pero así es.
Y otro punto que me ha parecido interesante es el tema de los ancianos, precisamente la situación familiar actual me toca demasiado en ese punto, y en estos últimos días no he hecho más que pensar en el destino de las personas mayores, y hasta qué punto merece o no la pena seguir viviendo, es cierto que no se les da la dedicación necesaria para continuar sus días con una calidad de vida emocional y físicas suficientes, pero en muchas ocasiones esas mismas personas solo están esperando la muerte, están cansados de vivir, hoy día los avances tecnológicos nos llevan a cifras de vida nunca vistas, pero los cuerpos se resienten, enfermedades inexsistentes como el alzheimer surgen de cerebros desgastados que por mucha magia medicinal que reciban no han sido creados para abarcar tanta vida, y me pregunto entre todo este batiburrillo de ideas, si el ansia de prolongar la vida no la estará destrozando, si incluso para las personas mayores llegado un momento la eutanasia no será incluso una salvación muchas veces escondida en abandonos y muertes solitarias...
En fin es un tema que incluso ni yo puedo zanjar del todo en mis conclusiones, gracias por remover ideas! Un saludo

vigo88 dijo...

Hola!El tema de la eutanasia es complicado.Comprendo los casos que se mencionan: pacientes con un alto grado de sufrimiento,pacientes terminales que tienen muy clara esa decisión...Esos son los casos típicos de pacientes que en principio reclaman la regularización de la eutanasia.Y en principio,parece correcto dejar que los pacientes tengan una muerte digna,que puedan decidirla ellos mismos...Y a grandes rasgos,estoy de acuerdo con ello,pero aparte del riesgo que ves tú con los ancianos,(que me parece que razón no te falta),a mí también me preocuparía lo que se conoce como el efecto "bola de nieve",o sea,una vez se facilitara el acceso a fármacos que terminan con la vida de una forma indolora y tranquila,¿no crees que puede haber riesgo de un aumento bestial en tasas de suicidio?El suicidio debería ser algo que se tendría que considerar durante mucho tiempo y de forma razonable,no estando cegado por una mala racha o un contratiempo en la vida de una persona.El suicidio no tiene vuelta atrás (si se hace bien, claro) y es algo que se tiene que reflexionar muchísimo,algo de lo que hay que estar completamente seguro,y se me ocurre que a lo mejor,facilitando el acceso a fármacos que "maten" de forma indolora y tranquila,puede haber una tendencia a casos de gente que los toma de forma impulsiva,por un mal momento,sin haberlo pensado fríamente,sin haberse dado una oportunidad a probar nuevas soluciones,sin haber probado a dejar pasar el tiempo suficiente para darse cuenta de que su vida sí merece la pena...Si estamos hablando de pacientes terminales o condenados a un sufrimiento crónico sí que veo correcto que se le facilite el camino a lograr una muerte digna,a que se les practique la eutanasia.Pero bueno,yo tendría cuidado en facilitar a la población general el acceso a esos fármacos,por los casos que pudieran darse de esos ancianos que tú mencionas,y los casos de suicidios impulsivos, irreflexivos...en casos en los que hay otras soluciones posibles que pueden llevar a volver a disfrutar de la vida.Es un tema complicado, sin duda.
Por ejemplo,expongo mi caso clínico como paciente: yo soy una persona que tiene trastornos psicológicos bastante serios.No hablo de esquizofrenia, psicosis o delirios de esa índole y magnitud,afortunadamente no llego a tanto,pero sí soy una persona que padece trastorno distímico (es como una pequeña depresión crónica),trastornos de ansiedad,fobias varias (algunas bastante incapacitantes),trastorno obsesivo-compulsivo y neurosis variadas.Vamos,que tengo un diagnóstico psiquiátrico bastante completito.Y tengo que decir que muy a menudo pienso en acabar con todo,en no despertar nunca más y terminar con tanta crisis personal y tanta historia.Pero después de años y años aún sigo aquí,con mis días regulares y mis días malos,y a pesar de que estos últimos años no han sido muy satisfactorios,creo que ha merecido la pena vivirlos,cada día sigo creciendo como persona,cada mañana me sigo levantando a cumplir con mis obligaciones,a diario sigo tocando la guitarra,el teclado,componiendo nuevas melodías...Y no soy una persona feliz,en absoluto,pero aguanto en este mundo otro día más con la esperanza de que en algún momento pueda recuperar mi vida,entendiendo "vida" como ilusiones,alegrías,y no como una supervivencia,que es a lo que me dedico en estos últimos años,a sobrevivir a mis días.
Y con ésto,¿qué quiero decir?Que en los casos en los que no haya cabida para la esperanza,como pacientes terminales o crónicos,veo correcto y razonable que se faciliten los medios para la eutanasia,pero sin olvidar que es un tema al que hay que darle gran importancia para que muchas personas que están en casos como el mío o parecidos,no recurran libremente al suicido así a primeras de cambio,sin antes haberle dado una oportunidad a la paciencia y la esperanza.
Un saludo!

vigo88 dijo...

Hola! El tema de la eutanasia es complicado. Comprendo los casos que se mencionan: pacientes con un alto grado de sufrimiento, pacientes terminales que tienen muy clara esa decisión... Esos son los casos típicos de pacientes que en principio reclaman la regularización de la eutanasia. Y en principio, parece correcto dejar que tengan una muerte digna, que puedan decidirla ellos mismos... Y a grandes rasgos, estoy de acuerdo con ello, pero aparte del riesgo que ves tú con los ancianos, (que me parece que razón no te falta), a mí también me preocuparía lo que se conoce como el efecto "bola de nieve", o sea, una vez se facilitara el acceso a fármacos que terminan con la vida de una forma indolora y tranquila, ¿no crees que puede haber riesgo de un aumento bestial en tasas de suicidio? El suicidio debería ser algo que se tendría que considerar durante mucho tiempo y de forma razonable, no estando cegado por una mala racha o un contratiempo en la vida de una persona. El suicidio no tiene vuelta atrás (si se hace bien, claro) y es algo que se tiene que reflexionar muchísimo, algo de lo que hay que estar completamente seguro, y se me ocurre que a lo mejor, facilitando el acceso a esos fármacos, puede haber una tendencia a casos de gente que los toma de forma impulsiva, por un mal momento, sin haberlo pensado fríamente, sin haberse dado una oportunidad a probar nuevas soluciones, sin haber probado a dejar pasar el tiempo suficiente para darse cuenta de que su vida sí merece la pena... Si estamos hablando de pacientes terminales o condenados a un sufrimiento crónico sí que veo correcto que se le facilite el camino a lograr una muerte digna. Pero bueno, yo tendría cuidado en facilitar a la población general el acceso a esos fármacos, por los casos que pudieran darse de esos ancianos que tú mencionas, y los casos de suicidios impulsivos, irreflexivos en casos en los que hay otras soluciones posibles que pueden llevar a volver a disfrutar de la vida. Es un tema complicado, sin duda.
Por ejemplo, expongo mi caso clínico como paciente: yo soy una persona que tiene trastornos psicológicos bastante serios. No hablo de esquizofrenia, psicosis o delirios de esa índole, afortunadamente no llego a tanto, pero sí soy una persona que padece trastorno distímico (es como una pequeña depresión crónica), trastornos de ansiedad, fobias (algunas bastante incapacitantes), trastorno obsesivo-compulsivo y neurosis varias. Vamos, que tengo un diagnóstico psiquiátrico bastante completo. Y tengo que decir que muy a menudo pienso en acabar con todo, en no despertar nunca más y terminar con tanta crisis personal y tanta historia. Pero después de años y años aún sigo aquí, con mis días regulares y mis días malos, y a pesar de que estos últimos años no han sido muy satisfactorios, creo que ha merecido la pena vivirlos: cada día sigo creciendo como persona, cada mañana me levanto a cumplir con mis obligaciones, a diario sigo tocando la guitarra, el teclado, componiendo nuevas melodías... Y no soy una persona feliz en absoluto, pero aguanto en este mundo otro día más con la esperanza de que en algún momento pueda recuperar mi vida, entendiendo "vida" como ilusiones, alegrías, y no como una supervivencia, que es a lo que me dedico en estos últimos años, a sobrevivir a mis días.
Y con esto, ¿qué quiero decir? Que en los casos en los que no haya cabida para la esperanza, como pacientes terminales o crónicos, veo correcto que se faciliten los medios para la eutanasia, pero sin olvidar que es un tema al que hay que darle gran importancia para que muchas personas que están en casos como el mío o parecidos no recurran libremente al suicido a primeras de cambio, sin antes haberle dado una oportunidad a la paciencia y la esperanza.
Un saludo!

Abuelo dijo...

jamás he escrto en una cosa de esras pero solo quiero decirte que tu srnsabilidad por la gente que encima que se muere debe sufrir porque si
YO NO QUIERO MAS VIDA- PERO NO ESTOY enferma que verguenza.

Anónimo dijo...

Verguenza porque? A mi me gustaria morir.no tengo alicientes en esta vida y tengo salud y aunque no soy rico no me falta dinero. No me gusta la humanidad. Ni la hipocresia social.ponme l@s 30 pastillas numeradas delante y uno que lo agradeceria.el unico miedo es no conseguirlo o sufrir en el proceso.

Anónimo dijo...

Yo también me pregunto cúales son las dosis de benzodiazepinas para morir sin sufrir¨:tanxilium.alprazolan,orfidal ,valium.....

Symp dijo...

Ya me había dado cuenta de alguien buscando esa información por las entradas y palabras de búsqueda.

Pues siento decirte que las benzos ayudan a morir, pero es muy difícil que maten a una persona por si solas.

Las dosis mortales son de cajas y cajas...
Son drogas muy seguras en su uso común.

Diana dijo...

Hola,
Encontre tu blog por casualidad... Enhorabuena, me parece muy interesante y me gusta mucho como escribes! :) Saludos!

Symp dijo...

Pues muchas gracias por lo que te toca, Diana, y bienvenida. :)

Anónimo dijo...

Interesante blog, pero las drogas son dificiles de conseguir. Yo tengo cancer y quiero acabar con mi sifrimiento.Aun inmvestigo como hacerlo...

Anónimo dijo...

Hola.. deseo morir desde que tenía 13 años se edad! Hoy día tengo 33 años y un hermoso hijo... eso es lo que me ataja al suicidio.... pero nose por cuanto tiempo más soportare esta vida. Que Dios me perdone pero no estoy deacuerdo que nos halla creado fuera de nuestra voluntad y lo peor, para sufrir tanto en esta vida.

Anónimo dijo...

Interesate blog....llevo años co la idea del suicidio en mi cabeza y noto que cada vez se acerca mas el dia, tambien señalar que ya sabia como hacerlo y no difiere demasiado de la que describes....
Tambien quiero dejar claro que no tienes porque estar enfermo para tomar esta decision , si cada vez que abres los ojos por las mañanas, lo primero aue dices es "otra vez no...por favor" eso es claramente suficiente, cuando tu existencia es un sufrimiento diario....no hay nada mas que decir, yo respeto a todos los que ven en la vida lo que yo no veo, pido el mismo respeto para mi que no la veo como ellos. Cuando uno solo vive cuando duerme no se quiere despertar....no hay mas.

Anónimo dijo...

Genial el blog.
Llevo años pensando en el suicidio y tengo la forma de conseguirlo desde hace tiempo, no difiere mucho de la que mencionas, pero es diferente.
No tienes porque estar enfermo para querer suicidarse , cuando la vida es por si misma un sufrimiento, dia tras dia, año tras año, llega un momento que te quieres marchar.....lo ilogico es sufrir sin sentido.

Anónimo dijo...

Hoy decidí suicidarme y lo lograre, con medicamentos para la presión arterial alta.
Me hace generar mas valor el escribirlo. Gracias

Symp dijo...

Te iba a pedir que mandases una foto de como queda todo, pero no lo hago directamente porque seguramente haya personas que se crean que eres real. Me explico.

Para cualquiera con dos dedos de frente, se nota en tu comentario que no busca liberar nada interior que necesita ser contado, ni matizar los aspectos de un momento así.
Buscas llamar la atención, y dado que no tiene nombre y que nadie se ha relacionado contigo aquí, seguramente buscas que el administrador te haga un poco de caso.

A lo mejor te piensas que lo de que vengas aquí a decir que te vas a matar con pastillas para la tensión sirve de algo; el método falla y el sujeto (tú) eres un defecto en la propia existencia. Y ahora explicado, que tenemos la razonada creencia de que no eres más que un #$@¬#~€#, mándanos un selfie de tu gran momento con pastillas para la tensión... pfff.

Cuánto gilipollas suelto y los de internet sin poner entoavía jaulas...

Anónimo dijo...

Mi pregunta es con 10 gramos de fenobarbital,algo para no vomitar,alguna benzodiasepina para la ansiedad y algun hipnotico como el stilnox ,todo esto mezclado con algo de alcohol,es efectivo

Symp dijo...

Yo creo que le falta un caldito de pollo, pero del de corral.

Anónimo dijo...

Hola Anónimo,
Me identifico con lo que planteas. Mi "mejor" vida es dormida. Sin embargo no se si encontraré alguna vez el valor -que creo se requiere- para suicidarme. Tan sólo llego a ser capaz de sedarme por unos días, a pesar de haber sufrido (subjetiva y objetivamente) intensos dolores emocionales que jamás llegué a pensar ser capaz de soportar. No consumo rutinariamente sustancias psicoactivas, porque me parece que el sufrimiento y daño causado serían mayores. En cuanto a lo que planteas de que no es necesario estar enfermo para dar el "paso", quisiera preguntarte: ¿Cómo puede uno estar seguro de no estar enfermo si tomas esa decisión? ¿El "no querer vivir" no es ya de por si un sintoma de enfermedad? Me explico: yo sufro de depresión atípica refractaria desde hace 14 años y precisamente creo que es la conciencia del mismo diagnóstico lo que me hace -a mi modo de ver- cobarde, pues quizás no pierdo la esperanza de poder ser "normal", de que se produzca el medicamento adecuado, las situaciones externas desencadenantes cambien o mi enfermedad entre en receso. Lo que si veo es que el dolor pareciera no tener una "dosis mortal". Aquí sigo después de todo. El dolor me tortura, pero no me mata. Perdón si divago. Sólo quería saber ¿cómo crees que se puede afirmar "quererse suicidar" sin estar en un cuerpo enfermo? .
¿Funciona la psicología entonces como unos "cuidados paliativos" a mi enfermedad? Gracias por tu tiempo y el de aquellos que pudieran darme una luz sobre mi dilema. Sin embargo, claramente sé que si no puedo darle un sentido valioso (al menos para mi) a mi vida, dudosamente alguien pudiera dármelo y es esa incertidumbre la que me va matando lenta y dolorosamente. Pareciera que sólo me resta ser paciente. Todo pasa y a todo le llega su momento.

Symp dijo...

Hola AnónimA (ya que hablas de estar dormidA).

No sé si la pregunta iba para mí, pero voy a responderla (lo que opino).
"¿cómo crees que se puede afirmar "quererse suicidar" sin estar en un cuerpo enfermo? ."

Dicen los que han estudiado el suicidio y sus motivos más de cerca, que la mayoría de suicidios tiene una motivación "filosófica". Esto no quiere decir más que las razones que les llevaban a ello, eran razones de posicionamiento ante la vida en mayor proporción que las razones estrictamente médicas.

En tu caso hablas de una depresión refractaria (lo que antes se llamaba "endógena" vs exógena) y veo que tienes una conciencia clara de que tu propio pensamiento está "afectado" por esa misma razón. Me parece un excelente grado de conciencia, y me sorprende mucho.

Por otra parte lo que preguntas es de muy difícil solución: ¿querer morir es equivalente a estar enfermo?
No hablo de una situación extrema y exógena (tipo accidente de coche con tus hijos muertos) que es obvio que trastorna a la persona de forma grave y que no se deben tomar decisiones irreversibles en esa situación. Seguramente en ese estado nadie cumpliría los criterios más básicos de salud mental.

Más que poder darte una respuesta, te devuelvo otra pregunta: ¿qué definimos como enfermedad?
Porque si no podemos DETERMINAR lo que es enfermedad (mediante alguna clase de marcador biológico, por ejemplo) no podemos contestar a la primera pregunta.

Un saludo.
:)

Anónimo dijo...

Hola, he leído tu comentario y solo decirte, respecto a la pregunta que planteas de como se puede confirmar dar el paso sin estar en un cuerpo enfermo, de que partes de varias premisas aceptadas socialmente que no estan reflexionadas. Por ello yo te pregunto: porqué hay que estar enfermo para querer dar el paso? Porqué asumimos que el sucidio es solo idea de gente enferma? Porque asumimos que la vida es superior a la muerte? No seran estos sesgos evolutivos adquiridos? Para uno estar seguro de algo tiene que dudar de todo cuanto sabe primero, y no sería pensando sin ningun tipo de prejuicio moral, estetico, evolutivo o de cualquier tipo como uno podría pensar libremente y por tanto poder llegar a un pensamiento legítimo, sincero y verdadero?

Anónimo dijo...

Se les olvida que la depresión crónica es una enfermedad. Quererse auicidar
Con un cuerpo enfermo es factible estar deprimido crónicamente y querer morir si no hay nada por qué vivir. Yo no tengo por qué vivir más a pesar de tenerlo todo en la vida y estoy más que listo para irme. Se les olvida el
Sufrimiento emocional que se experimenta como bien decían despertar y decir otra vez? Otra vez la misma vida? Nada va a cambiar todo está como lo dejamos, como la triste y desgraciada vida que llevamos sigue y no podemos hacer más que seguir respirando en una realidad absurda por
Más que queremos cambiarla. Así E va a quedar mañana que despertemos otra vez a lo mismo, tal como lo dejamos. Es mejor ya no estar y no sufrir. Llega un momento en que no ves otra salida y esa es la
Que pinta mejor y es la que hemos decidido por lo que sea. Al final nadie entiende a los
Suicidas. Hace rato me dijeron algo que me dejó muchas preguntas: si te encuentran así como estas y te impidan matarte ya no vuelvo a molestarte y a los cinco minutos me hablaste que alguien te encontró a tiempo para que no te matarás y seguí "molestándote" yo solo quiero dejar aquí se forma casual que esta vez no fui tan tonto de avisarle a nadie, esta vez es en serio y ahora sí nadie va a encontrarme y si lo hace será al menos según mis cálculos horas muy tarde. Alborota mismo siento la taquicardia de 190 latidos por minuto gracias a (anoten) 40 inocentes miligramos de metilfenidato para llevar al miocardio a un cansancio muscular y posteriormente a la dosis máxima de benzodiacepinas para bajarlo a lo mínimo y que no haya fuerza muscular para responder al rcp y tomando en cuenta que nadie me va a buscar en algunas horas será suficientemente tarde para mis seres queridos "no queridos recíprocamente" para resucitarme. Aún estoy considerando escribir una nota de no resurrección lo que sí sé es que hay un umbral donde el músculo se cansa y no hay marcha atrás. Es lo que Intentó un paro cardiaco irreversible. De todos modos mi corazón se encuentra destrozado emocionalmente. Y no veo otro camino que me dé mayor alivio más que este. Tal vez es una carta suicida anónima que solo la persona que me dijo eso de que si nadie me encuentra no me va a volver a "molestar" sepa quién. Soy. Y si sabes que soy yo, quiero que sepas que no, no necesitas
Molestarme porque no estaré para
Molestarte yo a ti. Si sobrevivo que espero que no.... Pondré aquí mismo una publicación para decirles cómo me fue, pero seguro mis cálculos es correcto, llevar al
Músculo cardíaco al limite alto y después al bajo. Ya les diré. Y espero que funcione. He dicho lo que tenía que decir.

Piula Lluís dijo...

Muy buena tu explicación, de todas maneras yo estoy convencido que la razó por la que el suicido es tan difícil no és ética sino que la "sociedad" nos necesita vivos para seguir siendo elementos explotables.
Ciertamente hay maneras, más o menos brutas de suicidarse, pero necesitan de algunas precauciones para no dañar a un tercero (como la mujer que mató un hombre al saltar encima de él desde un séptimo piso) y rapidez o discreciónpara que el proceso (que suele ser lento) no te pille la policia.

De todas maneras hay que distinguir el querer desaparecer —dulce sueño eterno— a la necesidad de llamar la atención. Una técnica para ello es ponerse en situación límite, esto es, para entendernos que todo dependa de dar el paso al vacio. Entonces realmente nos pondremos a prueba, más allà del instinto de la consevación.

Yo, de todas maneras como decía cierto sàtiro de la mitologia griega creo que si has nacido, ruega por tener una vida lo más corta posible. En definitiva todo es efimero i pura ilusión.

Tomo nota de tu blog, esta entrada me ha parecido muy madura i muy informada.

Lluís Parera
lluisprivat@hotmail.com; lluisuni.blogspot.com

Anónimo dijo...

Interesante el blog... hay una realidad que todos tememos y es el sufrir al morir. Y nos aferramos a la vida dolorosa por esos motivos. En lo personal es prácticamente imposible que nos proporcionen drogas para una muerte más o menos pasable. Aunque si las tuviera en frente mío no dudaría en suministrarmela. Morfina es una opción... Podría dar razones de como es mi vida ( la resumo con una enfermedad crónica) Pienso que algún día hasta el miedo al dolor de la muerte no importará. A veces solo necesitamos la ayuda de alguien que nos entienda para llevarlo acabo
aacb227@hotmail.com

Anónimo dijo...

Creo que el no decidir cuando uno quiere morir (me da igual enfermedad terminal o no. Física o mental) es un error y limitado exclusivamente por paradigmas éticos. No creo que alguien que piense que cuando crea que ha vivido suficiente, negarse su decisión a morir en paz.

Anónimo dijo...

Hola. soy una persona que perdió a su mujer hace casi un año. No tengo hijos y casi ningún apoyo familiar. Desde que se fue por un cáncer en dos meses y medio he pensado continuamente en el suicidio. No tengo valor para arrojarme desde el balcón, tirarme a un tren o ahorcarme; y además me da miedo pensar en que pueda fallar. Tengo 600 mg de sulfato de morfina (mst continuis), 180 mg más de sevredol (tambien sulfato de morfina) y 40 cps de targin 20 mg/10 mg (oxicodona clorhidrato/naloxona clorhidrato) todo del tratamiento de mi mujer. Me puede decir alguien si con estas pastillas y con esta cantidad tomadas con alcohol se puede producir la muerte. También si voy a morir dormido o si necesito aparte algun tranquilizante o ansiolitico

Anónimo dijo...

Hola yo soy una chica q entro en los 50 meencanta el blog por queveo q no soy la uica quo pienso.a mi mefaltan cojoneslohe intentado y solohe dormido un par de días y mas jodida . Yo lo tengo claro pero quiero una muerte de quedarme dormida sin sufrir y calladita quiero saber que cantidades hacen falta para no fallar tomo rivotril straterra perobuenopodria comprar trankimazin rivotril tebenden en la zona y por supuesto con alcohol pero quiero que sea limpio tranquila como dormirmme asi si si no es q me faltan lo q hay q tener no estoy enferma bueno si dela cabeza digo yo pero aqui no pinto nada tengo problemascon el alcohol y cada vez las armo mas grandes bueno agradeseria si me dijeran qque puedo comprar y que cantidad gracias

Anónimo dijo...

Hola... Respeto toda opinio. Con respecto al buen morir..... Lo que m cuesta entender ... Si hablamos tan abiertamente por k cuando pregunta. Cual es la dosis letal.... Cual el medicamento por k .. No decirlo !! ¡!

Anónimo dijo...

No puedo conrctarme ...

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con un buen merir .... Si no elegiste venir a este mundo .... Y estas sufriendo !!!!!!

Symp dijo...

No hay ningún problema en indicar cuál es la dosis letal media (LD50) de cualquier medicamento.

Pregunta, y te lo contesto (si es que se puede conocer, claro).
:)

David dijo...

Hola Symp, excelente artículo como siempre.

Qué idea tan imponente y trascendental la del suicidio, solo su pensamiento
nos paraliza, y es que desde la infancia nos enseñan e inculcan que la vida
es el bien más preciado que podamos poseer.
La realidad es bien distinta, y la experiencia vital de cada uno es única.
Siento un profundo respeto por aquellos que toman esta decisión, sea cual sea
el motivo que les llevó a ello, pues siempre se trata de algo muy personal y
muy meditado. No me creo que nadie cometa suicidio de forma impulsiva por algo
algo sucedido en su vida, estoy seguro que todos llevan mascando la idea mucho
tiempo (quizá haya alguna excepción como el caso de Charles Boyer que se suicidó
con una sobredosis de Seconal en 1978, dos días después de fallecer su mujer y
dos días antes de su 79 cumpleaños)
Tampoco acepto la idea generalizada de que se trata de un acto de cobardía, muy
al contrario hace falta mucho valor para dar semejante paso.
Y es que tenemos grabado a fuego en los genes la idea de supervivencia y vencer
este obstáculo no esta al alcance de todos.
También la idea de desaparecer para siempre, para toda la eternidad (debe ser
tan larga) es tan metafísica que nos aterra, aunque tarde o temprano nos llegará
lo queramos o no.
Los religiosos en general y los católicos en particular tienen el consuelo de que
un ser superior con melenas y barbas blancas les espera flotando entre las nubes
para regalarles felicidad eterna.....al resto no sé qué nos pasará..:(
Creo que hay que darle a la vida importancia en su justa medida, ni más ni menos,
estamos aquí de una forma pasajera, a algunos les va muy bien, a otros regular,
y al resto seguramente mal.
Sobre el artículo en cuestión creo que es algo obvio que un enfermo terminal
que esta sufriendo y pide por propia voluntad acabar, le sea concedido sin
necesidad de desplazarse a Suiza.
No tenemos ninguna dificultad en acudir al veterinario para administrarle
una dosis de pentobarbital a nuestra mascota moribunda y que deje de sufrir.
Sobre el suicidio a que se refieren algunos de los comentarios donde no hay
enfermedad terminal pero sí sufrimiento, pues lo dicho, es algo que está en
la mente y en las manos de cada uno.
Entiendo que la sola idea de lanzarse de un octavo piso o a las vias del tren
espanta a cualquiera. Por via medicamentosa creo que es harto dificil con
los medicamentos a que tenemos alcance.
Os recomiendo un artículo en este mismo blog titulado "Uso recreativo del Fentanilo"
no teneis más que "no seguir" las indicaciones (que por cierto Symp, junto con las setas
es otra de mis asignaturas pendientes...:)
Hacerse con ello ya es otra historia.
Si lo conseguís............Felices sueños !

pringa dijo...

Si me tomo dos cajas de diazepam podría morirme. Estoy muy jodida de columna vertebral y no tiene solución con muchos dolores. Estoy agotada psicológicamente y físicamente, ya no puedo mas por mas que intento animarme me vengo abajo y lo que quiero es descansar ya de una vez. Vivo sola rodeada de cuatro paredes y sin familia. Es que no tengo derecho de acabar con mi vida?????

Anónimo dijo...

Creeme q me alegra ver este tipo de comentarios,no excluyentes,q miran con respeto a quienes no vibramos con la vida,a pesar q no tienes ideas suicidas.
Saludos y gracias por la empatía.

Anónimo dijo...

Llevo muchos años luchando contra el dolor empecé con morfina, valíamos 10. Diacepan.etc. Tengo familia hijos ya mayores y una ex mujer pero nadie me entiende, yo solo quiero olvidarme del dolor, es lo único que pido. Ya lo intente una vez pero consiguieron reanimarme. Y ya no sé que hacer

Anónimo dijo...

Yo lo hice como indicas pero no me dio resultado, si estube durmiendo 2 dias....en fin, mala suerte.

Carlitos dijo...

Buenos días como estas!! Me dijeron que es efectivo el Pentobarbital sódico en 10 gramos. Tengo una enfermedad terminal y ya no quiero vivir. Ayúdame por favor. Cómo puedo conseguirlo?? Gracias.

Anónimo dijo...

Alucinando con el post, y me salté comentarios... Algo leí muy por encima.
Es un tema complicado el de la eutanasia. Personalmente pienso que el mayor de los problemas estaría en el efecto cadena, no por número de suicidios y sí por subconscientes predispuestos al mismo. No sé si me explico. Lo que quiero decir enlaza con lo que apunta el autor al final de la entrada: Los mayores. Aprovecho para felicitarlo por mostrar tanta sensibilidad para con ellos. Gracias. Sin duda a favor de la eutanasia en enfermedades terminales o situación similar (me manejo mal con términos médicos). La libertad total para acceder a la muerte de manera digna no la tengo clara, temo la reacción en cadena de la que hablaba. Es difícil... Niego posicionarme a favor y al tiempo quiero la libertad total (el ideal en mi mundo perfecto).
Interesante entrada, volveré para leer comentarios, intuyo no me van a gustar demasiado muchos de ellos.
Desde septiembre a día de hoy van 3 los suicidios de los que tengo noticia en mi ciudad. 3 hombres de edades comprendidas entre los 45-53. Los 3 en un radio de 500 metros. Al 1° lo vi justo cuando se acababa de tirar de un 4° piso (se mató casi de milagro diría). El 2° de un noveno a las 3 semanas. Y el 3° parece ser que se colgó... Muy desagradable todo. Creo en los 3 casos el problema era laboral, inacción después de grandes expectativas de vida. Cayeron desde posición media-alta. Crisis. Responsable? Responsables? Es difícil... El mismo Estado que te niega dignidad no protege tu dignidad y te aboca a lanzarte por la ventana? Me hago la pregunta porque no estoy segura de afirmarla.

Symp dijo...

Estimado Carlitos:

Creo que tratas el tema un tanto a la ligera, pero te voy a dar los que quieres (aunque muchos puedan considerar que no debo).

¿Por qué?

Te voy a dar una información que es pública y a la que tú mismo vas a llegar.
Simplemente, te voy a indicar donde estás lo que buscas.

Eso, no quiere decir que apruebe o no tu acto, simplemente que eso es todo lo que alguien puede esperar de este lugar.

¿Dónde se pueden conseguir? Pues en un hospital, en un veterinario, o en un mercado ilegal de la darknet.

AnaMD dijo...

Hola Pringa!, aunque veo que tu post es ya de hace varios meses y no sé cuál sea tu situación actual o si aún vives, me atrevo a dar mi humilde opinión respecto a tu caso, pues estando vinculada de un modo muy cercano, tanto como como juez y parte, a situaciones similares a las tuyas, pienso que tu caso puede aplicar a muchos de los que leemos este blog. Creo firmemente que el dolor físico, espiritual/mental/emocional de cada individuo, es imposible de comparar con el de otro en cuanto a importancia o intensidad; pero veo un tema en común a la mayoría, que es la angustia de una existencia atada sin remedio a un sufrimiento intolerable para el ser; lo que lleva a muchos a querer morir. O mejor dicho, a no querer vivir más soportando dicha situación sin salida. Creo que algo importantísimo a considerar por la persona en estos casos, es tener la mayor seguridad posible de que realmente no existe alternativa -o al menos a nuestro alcance- para poder considerar otras opciones. Por ejemplo: Agotar todos los especialistas en salud de diversas ramas (Medicina occidental y alternativa, psicología (corrientes diversas), psiquiatría, neurología, trabajo social, fisiatría, rehabilitación física, manejo del dolor, etc.
El fin es poder tomar una decisión a conciencia sin la presión o el dolor sufridos por la enfermedad. Incluso, si la razón del dolor es de tipo existencial, filosófica, tener la oportunidad de hablar con eruditos en el tema (filósofos,sociólogos, antropólogos, biólogos, teólogos,etc) Creo que cada uno en dicha situación deberíamos tener el derecho a preguntarnos si nuestros deseos de finalizar nuestra existencia continuarían si las condiciones del sufrimiento cambiaran. El sistema de salud debería garantizar un enfoque multidisciplinario a este interrogante que usualmente se presenta en quienes solicitan la eutanasia. Otra cosa es la realidad de poder alcanzar estos recursos. Pero ningún médico o personal sanitario del siglo XXI, debería pronunciar la errónea sentencia aquella de que "no hay nada más por hacer", pues es sabido que SIEMPRE existe algo más por hacer para aliviar el sufrimiento, así sea de forma temporal o que desencadene por sí mismo la muerte, sin ser aquella la finalidad primaria, sino la de garantizar calidad de vida y dignidad del ser.

Anónimo dijo...

Y que me decís de alguien que lo abandona su mujer,que perdió el trabajo ,que aunque sea de clase media se ha visto tirado en la calle y sin siquiera para poder comer y que con casi 60 años nadie lo contrata y que todos le han dado la espalda incluidos familiares ricos con grandes empresas. ¿esto no es sufrir?,¿no es motivo para quitarse de este ruin mundo?

mizykarr dijo...

Podre ocacionar mi muerte con certralina y cerveza??

Anónimo dijo...

Hola,soy Liuva
Gracias por las palabras de la mayoría que no cuestionan la desición de morir dignamente cuando una lo decida.
Ya soy socia de DMD lo que no sé es si aguantaré los tres meses.
Respecto al tu último comentario (Symp) sobre el mercado ilegal...
Escribí para comprar pentotal y me respondieron que es legal y que me lo podía conseguir fácilmente. No me atreví por si era una estafa.
Lo mismo me ocurrió con un anuncio. Les copio aquí la respuesta que me enviaron te agradeceré comentarios de si es una estafa, que es lo que yo pensé.
"Gracias por ponerse en contacto con nosotros en relación con Nembutal. Tenemos disponible en la acción y podemos suministrarle en cualquier cantidad. Tenemos Nembutal tanto en polvo, pastillas y forma líquida y por debajo de nuestra lista de precios:
Líquido 250ml mejor precio .............500 dolares
Líquido 100ml mejor precio ........... 300 dolares
Líquido 50ml mejor precio ............ 250 dolares
Precio en polvo por gramo ............. 25 dolares por gramo y la orden mínima es de 20 gramos.

Precio por pastillas de 100mg / comprimido 6 dolares y la orden mínima es de 50 píldoras.
Si no sabe qué cantidad es su dosis letal, por favor proporciónenos su edad y peso para que podamos determinar su cantidad letal.
Tenga en cuenta que, Nosotros expresamos / Día siguiente de entrega todo lo que toma 2 días para llegar a cualquier dirección. También tenemos un 100% de entrega segura y nivel de pureza es del 99%. El envío es de Ucrania (rama de Europa) y el código de seguimiento se da cuando se confirma el pago y se registra el paquete.
Aceptamos el pago antes de que comencemos la entrega y el pago es a través del gramo del dinero o transferencia de alambre de Western Union. Si estás de acuerdo con nuestros términos y precios, contésanos para que podamos decirte cómo realizar tu pedido.
Mirando hacia adelante para leer de usted"

También escribí a Dignitas hace unos años pero me respondieron que les escribiera en inglés y no lo hice porque no tengo tanto nivel. Además esa es mi último recurso ya que no solo cuesta muchísimo dinero (unos 6-7 mil euros) sino que de alguna manera me parece un poco como mercantilizar la muerte.
Gracias

Symp dijo...

Eso es un timo claramente.

Posiblemente para comprar un barbitúrico de ese tipo, tengas que moverte en inglés y en webs poco accesibles: los barbitúricos son drogas peligrosas que están fuertemente controladas y que, además, tienen poco uso médico (cada vez menor).

Eso que nos pones ahí es un timo claramente, no piques.
Si estás en DMD, busca información en ellos...

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias.

Anónimo dijo...

Excelente artículo. estoy muy de acuerdo con su postura, Tengo casi 70 años y desde hace más de 50 he deseado, buscado e intentado pasar a "mejor vida" . Ahora que estoy vieja y muuuy cansada y enferma, después de tantos fracasos, he tomado la firme decisión de retirarme antes de empezar a depender e otros. Este artículo ha sido para mí un verdadero oasis y le ruego al autor me indique cómo puedo coneguir el tranxilium, el midazolam y la morfina (¿inyectada?) para lograr mi cometido de manera tranquila y feliz. Mil gracias. Mido 1:56 mts y peso unos 67 kgs. Vivo en la Ciudad de México.

Symp dijo...

Me temo señora, que sin ánimo de interferir con su decisión, cómo conseguir esos fármacos es harina de otro costal. Pero no creo que tarde más de unas horas en encontrar cómo se puede comprar de todo por internet....

Aunque creo que lo más complicado en su caso, sería encontrar quien le asista: no es un proceso lento ni mágicamente inmediato. Morir, a veces, lleva su tiempo.

Anónimo dijo...

¿Podría por favor darme las dosis necesarias y decirme cómo administrarlas? Soy la señora de 70 años, 1:56 mts y más o menos 78 kgs de peso. Muchas gracias por todo.

Anónimo dijo...

¿Me podría indicar las dosis exactas y la manera de administrarlas? Muchas gracias por todo sinceramente,

Anónimo dijo...

¿Podría por favor darme las dosis necesarias y decirme cómo administrarlas? Soy la señora de 70 años, 1:56 mts y más o menos 78 kgs de peso. Muchas gracias por todo.

Anónimo dijo...

¿Podría indicarme las dosis y la manera de administrarlas? ¿Es lo mismo que usan un Dignitas, en Suiza? Mil gracias

Symp dijo...

No me atrevo a darle directamente dosis para matarse, porque no quiero ser responsable de su funcionamiento.

Lo que si le diría, es que busque las dosis media letales o LD50 de las sustancias que quiera usar: una de ellas -al menos- y probablemente la última en ser administrada, deberá serlo por encima de dicha dosis...

Las otras sustancias, en caso de que se haga con inductores previos como el midazolam, o el tranxilium seguido de opioides/opiáceos, ayudan en el proceso pero no son la clave. Normalmente en un proceso de eutanasia de este tipo (con varios fármacos) es posible que sea necesaria la ayuda de una tercera persona o de un mecanismo de administración cuando uno esté "sedado" por los primeros fármacos.

Si el fármaco a usar es un barbitúrico, simplemente use una dosis por encima de la expresada para ese fármaco como LD50.... cuanto más grande, menos opciones para el fallo.

Anónimo dijo...

Et proper vitan vivendi perderé causa

Anónimo dijo...

Si fuese tan sencillo como pulsar un boton ... voy a intentar conseguir pentabarbital o sino provare con una bolsa de plastico. En mi caso la vida no tiene casi nada que merezca la pena y ya no puedo mas ... septima noche que no puedo dormir mas de un par de horas a trozos

Rafael Marcelo Dreisch dijo...

Hola a todos... Yo no llegue a este posteo de casualidad, sino por una busqueda en Google:"con psicofarmacos se pueden causar la muerte". Y mi realidad es que estoy muy cansado de vivir, tengo 47 años, trabajo como enfermero y me especializo en pacientes con ELA. Hace un año que estoy solo, falleció mi madre y me separé de mi mujer. Hace una par de meses que me empezo a rondar la idea de irme... Dejar de ser y dejarle el departamento a mi hermano menor para que lo disfrute, el alquila con su señora. Pero veo que la opción de la medicación como forma de terminar con la vida de uno es muy compleja o inaccesible en algún punto... No me atrevo a tomar una forma de muerte violenta, no soy tan valiente. Y se me ocurrió que la mejor forma va a ser con el monóxido de carbono. Solo tengo que elegir cuando y cerrar el paso de aire de la estufa y la cocina para que la combustión del gas sea incompleta y se genere el Monoxido. Cuando una llama es azul esta funcionando bien pero cuando se cierra el paso de aire la llama se vuelve amarilla. Adiós.

Ev dijo...

Hola. Tengo a mi alcance hipticos como zolpiclona y también un frasco de 30 MG de hidratos de morfina. Como los uso para escapar.
Agrego que padezco iba enfermedad crónica, son cura con un dolor de 10 y ya no quiero seguir así. He probable todo tratamiento posible. Gracias

Ev dijo...

No. Soy psicóloga y si combinas la sertralina con alcohol lo único que vas a lograr es inhibir la acción de la sertralina.

Anónimo dijo...

Gracias por a todos los que empatizais con la muerte. Mi marido se suicidó hace dos años y medios se arrojó desde un décimo piso. Desde antes que el se fuera ya me quería ir yo, es más fui yo la que le dio la idea por donde se tenía arrojar, pues bien el descanso para siempre y a mi me dejo con todo el peso de la culpabilidad He tenidos varios intentos de suicidios por la injesta de bastantes ansiolíticos. La última vez me encontraron y estuve en la uci entubada y después una semana en salud mental. Mis hijas a consecuencia de todos esto no quieren saber nada de mi, ellas piensan que son llamadas de atención. Quiero morir y descansar ya de una vez. A mi no me ha dado resultado las pastillas.La próxima será ya la definitiva y es tal como el lo hizo subir a la azotea cerrar los ojos y lanzarme al vacío.

Symp dijo...

Sin ánimo de juzgarla, señora, aquí no empatizamos con "la muerte".
Empatizamos con el sufrimiento humano.

Unknown dijo...

Cuando alguien lleva años sufriendo y lucha con todas sus fuerzas pero es imposible salir de ahí, yo tengo obsesión compulsiva desde hace diez años y nadie me entiende, mi marido se cansó de mi, mi hija también, Lo de mi hija no lo superó, eso no me deja ser feliz y sólo hago que culparme,Sólo vivo para sufrir y así llevo 10 años, he cambiado de psicología, psiquiatras, medicación y no hay manera de quitar mi sufrimiento, creo que no sería egoísta quitarme la vida, todos los que están a mi alrededor es tan bien, que hago, ver como ellos son felices y yo no puedo con la vida,no quiero llamar la atención, Sólo quiero saber qué cantidad de ansiolíticos y antidepresivos tengo que tomar para desaparecer y dejar de sufrir, no soy egoísta he luchado mucho por salir de aquí,No me he curado de la obsesión compulsiva, me abandona mi hija porque no es feliz conmigo por como estoy y hace 15 días la psiquiatra me dice que he tocado fondo, tengo depresión mayor, ya no puedo más

Desesperado dijo...

EStoy en una situación desesperada, he visitado sicologos y siquiatras. No tenía fe en ellos, ahora menos. Voy probando aumentandome las dosis por mi cuenta. No quiero sufrir, incluso lo mezcle con alcohol y sólo consigo dormir. Intite suicidarme, fue un fracasó, me ingresaron dos días, estoy solo y todo se me pone en contra. Tengongo un divorcio contencioso, desde hace más de diez años. Me arrepiento de no ser capaz de hacer las personas que salen en televisión, por covarde he tenido una segunda pareja que me cambió la vida hasta que ha fallecido por cancer. No veo futuro alguno me encuentro hecho polvo y solo soy un estorbo. Quiero morir. Tengo una depresión tremenda la cual los medicos dicen que es un trastrorno. Yo no tengo fe en ellos y me faltan huevos para hacer una locura, pero voy probando. Estero que algun día dejé de sufrir.

Anónimo dijo...

Hola
Se que este post es antiguo pero veo que de vez en cuando aún escribe gente.
Yo también deseo irme hace muchos años y lo he intentado con pastillas varias veces sin éxito.
No tengo el valor suficiente para ahorcarme o lanzarme al vacío y busco irme de manera digna e indolora, como toda la gente que escribe por aquí.
Lo de comprar barbitúricos por internet es una loteria porque esta lleno de estafadores.
El caso es que actualmente tengo a mi disposición mucha insulina y también benzodiazepinas como Lorazepan, Tranxilium y Zolpiden.
¿Si me tomase una buena cantidad de Tranxilium y Zolpiden para dormir con alcohol y antes de dormirme me inyectase 300 unidades de insulina (sin ser diabético)podría conseguir una muerte agradable?.

Anónimo dijo...

llevo mucho años sufriendo depresión cróncica, mayor, incompresión por parte de mi familia directa. Reproches que cosa malas que hice cuando estaba muy mal de los nervios y que mis hijos no paran de recordarme y echarme en cara; un marido que pasa de todo, una madre de muchos años que no se entera de nada. A parte tengo dolores crónicos en la espalda y en las piernas debido a tres vértebras lesionadas. Hace muchos años que perdí la ilusión por cualquier cosa, me he vuelto antisocila, no quiero salir de mi casa. Salgo lo justo y necesario para las comprars necesarias diarias. No puedo más, no puedo seguir así, no quiero que otro psiquiatra me atiborre a pastilla que lo único que han hecho es joderme el hígado. Quiero acabar con todo, me da igual todo, mis hijos me odian porque e stán anclados en el pasado y son incapaces de perdonar a su madre enferme. Ahora mismo escribo con 8 pastillas de tranxilium de 10 miligramos y ya he leído que no sirve nada, sólo estoy mareada, ida y con ganas de tirarme en cualquier sitio....No me puedo cortar las venas, soy incapaz, no tengo valor y con lo que lo he intentado no corta . Jajajaja es de chiste y psicodélico y algo kafkiano. <<<<<<<<<<<<<<no quiero vivir más, no sé como hacerlo....puta vida, puta mierda....

OlgaLety Alvarez dijo...

Tremendamente agradecida por haber encontrado este blog!!! Las personas que hemos roto el paradigma de la religiosidad y la culpa enseñada de hace generaciones, como lo comentas en el articulo, somos aun señaladas y si, me declaro divergente y con mucho gusto! Yo constantemente urjo a las personas a que estudien tanatologia pero la resistencia es atroz! Espero las generaciones en crecimiento y las que vengan en un futuro, dejen atras la tradicion. Al menos ya hay familias que no inculcan religionismos ni moralinas. Y como se dijo en Como Agua Para Chocolate, ¨Conmigo muere la tradicion!¨ Tanta tradicion dañina, que va!

Anónimo dijo...

Pero por que os enfada tanto que haya gente que quiera suicidarse?

Anónimo dijo...

Lo mismo yo.. Cansada de las demas personas, ahora perdi a la unica que era mi familia.. Que quedarme haciendo en este mundo, trabajar para comprar cosas y volver a casa a comer y dormir. Y al otro dia lo mismo.. No gracias, de algun modo lo haré

Unknown dijo...

Yo también perdi hace dias mi pareja, la soledad me esta hundiendo no sirven familia o amigos al final siempre están lejos y falta la proximidad del que se ha ido, busco maneras de irme con el

Symp dijo...

Pues siento aguarte los planes, pero irte con él no es algo que esté en tus manos.
Si él se fue, está muerto. No está en ningún lado esperando a nadie.
Así que si realmente piensas en quitarte la vida, sé consciente de lo que vas a hacer y no imagines cosas que no son sino edulcorantes no basados en ninguna realidad ni certeza.

Matarte no te llevará con él.