viernes, 15 de diciembre de 2017

Rumores.


Rumores.


Me he venido a la Alhambra.


¿Por qué? Primero porque puedo, segundo porque quiero y tercero porque deseo que mis ojos -en este amanecer- vean algo bello que nunca han visto antes.

Seguramente apenas pase en este lugar un par de horas solamente, pero hay cosas que te las pone Dios en el camino y hay que saber cogerlas... 



Aparte.
Siempre he admirado a todos aquellos que eran capaces de poner en sus bocas o manos, las mismas cosas que pensaba yo. No era por similitud en la conclusión, sino por pura empatía forzosa ante los mecanismos de razonamiento (coherencia y verdad aparte pero también presentes) del otro.

Entre algunas de esas personas está Nasta, de Bastardos, y Javier Petaka (a quien no he tenido aún en placer de conocer, pero no desisto...) que hace unos años sacaron un tema -bajo una preciosa bandera llamada “Los Pepes”- llamado “Rumores”.



Todos -supongo- quienes amamos la música, tenemos una o mil canciones -temas y temazos- que nos sublevan, nos elevan, nos entierran, nos alivian, nos salvan...






En este caso, no voy a entrar en mi relación con ese tema, pero lo voy a usar de forma textual.
Textual menos una sola palabra: RAP.
Esto no va de RAP en mi caso, sino de CANNABIS.

Y como tal, se puede sustituir la palabras RAP por CANNABIS en esta letra y es justo lo que -ahora mismo- me apetece decir.

Sigo libre; a buen entendedor, pocas palabras bastan.

Os dejo con la letra que hicieron Nasta y Petaka.
Aprovecho para agradecer a quien me lo presentó, y no me refiero al artista sino a su trabajo, porque es una de las mejores adquisiciones emocionales, mentales y musicales que he tenido en mi vida. 

Y también a Nasta y a Petaka por ser como son, ya que eso les permite escribir lo que escriben y hacer la música que hacen: sin tener que esconderse de nadie ni callar lo que piensan por miedo a lo que otros puedan pensar o hacer. 



Aquellos que tienen una preferencia -de carácter- por "la verdad", son animales imposible de domar.

Drogoteca.

*.*.*




¿Y vosotros qué sabéis de mí y de mi hermano, perras? 
¿Qué coño estáis hablando?
No decís nada bueno de nosotros... 
¿Qué sabéis de nosotros, putas?


Los rumores hacen DAÑO.

Las mentiras hacen DAÑO.

El RAP convierte amigos en EXTRAÑOS...


Me vendió mi coño.
Mentiras y engaños,
vienen de mi entorno,
 y hacen demasiado DAÑO.

Toda la vida aprendiendo a vivir, 
tirando pa'lante sin na que decir.

Lo tengo que hacer: tengo que nacer.
Hermano, en vida no quiero morir.

Comentan por el barrio que me he quedado en la parra, 
 que no valgo para nada, que soy yonqui y la pegaba....

Los palos que me ha dejado la vida...
Mi cabeza -¿sabes qué?- 
si no encuentra salida, 
sabe qué es lo que tiene que hacer.

A mí me han roto entero.
Y ya no hay dinero que pague.
Que ya no hay dinero...¡perra!
Nada que, a mí, me cure.

A esos mierdas siempre les veo 
por detrás en mi retrovisor.
Zorra...¡¡se acabó el recreo!!
Y siempre encontré algo mejor.

La mierda me cubre hasta el cuello; 
esnifo yo solo hasta que salga el sol.
El mundo, como yo lo veo, 
saca de mí sólo lo peor.

Perdóname si ya no creo, 
aunque me estés dando todo.
Tengo la confianza tan hasta el suelo 
que soy lo peor.

Te crees que soy estrella, y ni a mí me quiero....
¡¡Vuélcate ese medio entero y ardamos juntos los dos!!


Los rumores hacen DAÑO.

Las mentiras hacen DAÑO.

El RAP convierte amigos en EXTRAÑOS...


Me vendió mi coño.
Mentiras y engaños,
 vienen de mi entorno,
 y hacen demasiado DAÑO.


Dicen que es una mala persona,
 que se jodió la vida 
por estar enganchado a la droga......

Que va de estrella, que es sólo rabia: 
que se mata poco a poco 
porque él -en el fondo- se odia...

Le vieron por el barrio dando voces,
hablando -solo- a una botella de Four Roses.
Pero nadie le conoce, porque sufre. 

Dicen que intentó suicidarse dos veces; 
al menos, eso dicen...

Un chute de morfina: creí hablar con Dios.
Y ya son 2 cuentas las que hay pendientes entre él y yo.

Mi conciencia -en el fondo del patíbulo- no entiende mi dolor:
¡¡nunca quise ser tu puto ídolo, bro!!


Hay una cicatriz profunda, dentro de mí
 por cada vez que -a los ojos- te mentí.

Mala vida bajo sus efectos sin afecto; 
será por eso que nunca volamos recto.................



*.*.*

PS: Tras haber transcrito la canción, me doy cuenta de que no sólo se puede cambiar la palabra RAP por CANNABIS, sino que también se puede cambiar la palabra “cure” por la palabra “calle”, del verbo callar.

al.