martes, 19 de junio de 2012

El gran negocio legal. Con drogas, zombis, y sales de baño.


Ayer noche, mirando las últimas ofertas de drogas que se venden en internet, me encontré con una página realmente curiosa.
Esta página vende research chemicals, que quiere decir "productos químicos para investigación". Dicho de otra forma: drogas legales que son ligeras variaciones de otras ilegales y que la gente usa únicamente porque las que realmente quieren usar están prohibidas.
Algunos los llaman "legal highs" o "colocones legales". Cada lenguaje tiene un eufemismo para esas drogas, y otro de ellos -muy de moda estos días- es el de "sales de baño" o "bathsalts" en inglés.

¿Por qué lo de "sales de baño"? ¿Es que las sales de baño colocan?
El origen de ese oscuro término para referirse a una o varias drogas es sólo la consecuencia de un mercado de drogas descontrolado, en el que se venden sustancias legales que -en muchos casos- nunca han sido probadas en humanos ni en animales, bajo la máscara de otros bienes (como abonos o sales de baño) para evitar una fiscalización de la sustancia que se vende.

En otras palabras: un adulto sano no puede comprar 150 mgs de MDMA en una farmacia, pero puede comprar dosis letales de centenares de sustancias infinítamente más peligrosas que la MDMA, si vienen en un envoltorio que pone que son "Sales de Baño" y que no debes comertelas, en el kiosko o gasolinera más cercana (si vive en USA) o a través de internet en cualquier otro lugar del mundo.

¿Y cómo puede ser así? Pregúnteselo a su político favorito.
Seguimos.

Esta página vende 47 productos químicos, de los que 46 son drogas y uno de ellos un precursor para hacer de forma sencilla algunas drogas ilegales. Hasta ahí, nada nuevo. Una más de cientos.

Pero además de research chemicals también vende paquetes con bonitos colores y sugerentes nombres, y los vende vacios. Además a buen precio. Y para rematar el tema, te venden la máquina para darle un cierre profesional a esos paquetes.


Y estas son las maquinitas para montártelo tú mismo en tu casa...



Y digo yo: ¿no sería lo lógico que vendieran cada producto de esos paquetes atractivos con una sustancia identificada?
Eso sólo tiene lógica para quien se quiere drogar sabiendo qué toma y qué dosis toma de una droga identificada, pero no si el asunto va de hacer dinero.

Así que si quiero hacer negocio, sólo tengo que comprarme una maquinita de sellado térmico, encargar unos sobre de esos que valen 8 céntimos de euro, y rellenarlos con... ¿con qué droga los relleno?

Vólvemos a la primera página y miramos las posibilidades que tenemos. ¿Qué drogas nos vende esa misma página para meter en nuestros sobre con colores?


Y un menú así, pero con más drogas, nos aparece para elegir qué meter en esos sobres.
Esa imagen sólo recoge 8, pero hay otras 40 en esa misma web.

¿Qué tienen en común esas drogas? ¿Tienen el mismo efecto, la misma dosis, son similares? NO.
No tienen nada que ver unas y otras, salvo que no están -todavía- prohibidas.
Unas imitan a la MDMA, otras a la anfetamina, otras al LSD, otras al cannabis, otras a la ketamina...
Nada que ver unas con otras. Ni sus efectos, ni sus dosis, ni sus riesgos.
Incluso algunas de ellas están mal identificadas -su estructura muestra que son drogas distintas a las que dicen ser- con lo que incluso siendo el que está organizando el negocio, tienes en tus manos drogas que realmente no sabes en realidad cuáles son.

Pero siguiendo con el negocio, la cosa es vender un producto legal para NO ser usado en seres humanos, aunque de sobra sabemos que el único uso que tienen la mayoría de esas sustancias, es como drogas en seres humanos.

Así que ya sólo nos queda hacer el pedido.
Elegimos unas cuantas de esas drogas, y las mezclamos -o no- en la proporción que se nos ocurra.
Podemos ir probando mediante ensayo y error si las dosis son muy altas y es mejor rebajarlas con algo de azucar. Si vemos que muchos consumidores acaban en el hospital, pues le cambiamos el nombre y el paquete, cambiamos la mezcla y la lanzamos de nuevo.

Es legal. Además, en el paquete dejaremos siempre bien claro que no son para consumo humano...

Con una inversión mínima en dinero, haciendo uso de las lagunas de una ley que prohíbe consumir ciertas drogas para beneficio de otras, y usando como dummies a los usuarios de drogas, podemos montar una negocio totalmente legal!! ¿Quién dijo crisis?

El campo es imenso, vendiéndolo en gasolineras y kioskos, tiendas de ultramarinos locales y similares, podremos colocar nuestros productos en todo el país, y su venta, como son drogas psicoactivas, está asegurada.

¿Qué tienen que ver los zombis en todo esto? Nada, y todo.
Qué mejor publicidad de que existe ese producto y que lo pueden comprar legalmente.
¿Cuántos drogadictos despistados no sabían que podrían comprar drogas más peligrosas que las ilegales en su kiosko?
Un tipo que era un indigente psicótico atacó a otro desfigurándole a mordiscos.
¿Había tomado "sales de baño"? Pues en realidad, nadie lo sabe: no existe un análisis toxicológico aún.
¿Y fueron las drogas las que le volvieron un canibal? Menuda pregunta más poco sincera esa...

Si cogemos a un grupo de seres humanos, con serios problemas sociales, laborales, de salud, de salud mental, que viven debajo de un puente y posiblemente son adictos a cualquier cosa que les haga sentirse un poco bien, y les damos DOSIS DESCONOCIDAS de DROGAS DESCONOCIDAS, podremos encontrarnos cualquier cosa.

¿Y por qué no prohibimos también esas drogas...?
¿Cuáles? ¿Las sales de baño, o los aditivos para plantas? ¿Las de la caja roja con unos labios sensuales o las de la caja azul con un exótico ninja?
No puedes prohibir aquello que no puedes ni nombrar. Y si consiguen prohibirlas, habrá otras 200 drogas, más potentes, menos conocidas, con mayores riesgos, deseando tomar el lugar de las que ya están prohibidas.

¿Y si esas drogas son administradas a personas normales que sólo quieren divertirse?
La pregunta es la misma... ¿cuáles?

La muerte de Gabi Price, una chica de 19 años en UK, es una lección que no deberíamos olvidar.
Gabi murió tras acudir a una rave en el año 2009. Fue una de las 19 muertes que provocaron una histeria masiva con una nueva droga -una imitación de la MDMA- llamada mefedrona.
Similar a la que vemos hoy día con las "sales de baño".

La autopsia no le importaba mucho a la policía, así que decidieron saltársela antes de dar la noticia de que Gabi había muerto por una droga vendida por desaprensivos sin escrúpulos en internet, llamada mefedrona. Y para hacerlo más "vistoso" le inventaron un nombre callejero a la droga: "meow-meow".

Con la muerte de Gabi y otras 18 más se impulsó la prohibición de la mefedrona, que era una sustancia con sus riesgos pero no mayores que las de otras legales, en el Reino Unido que fue seguida por algunos países.
Realmente la mefedrona tenía poco que ver. Gabi Price había muerto por una infección de estreptococos.
De las 19 muertes, sólo 1 de ellas podía ser atribuida a la mefedrona.

Y había relatos tan curiosos como el de un hombre que en mitad de una orgía se había inyectado 4 dosis masivas de mefedrona, que además era diabético, tenía SIDA, daño renal crónico, hipertensión y cardiopatías varias. Pero era más sencillo explicarlo mediante el axioma policial: era un drogadicto... y la muerte, tenía que ser culpa de la droga...

La mefedrona que entonces se prohibió no es tan diferente (en efectos) a otras drogas de las que ahora hablan bajo el epígrafe de sales de baño. Y entonces, como ahora, sus usuarios buscan el efecto de unas cuantas sustancias prohibidas, menos dañinas que las opciones legales que les dejan.

Yo he consumido varias de esas drogas que se suponen que te hacen un zombi.
Nunca he tomado una droga que me vendieran como "sal de baño". Me gusta saber qué droga consumo, porque es mi vida la que está en juego.
Aunque he tomado decenas de ellas, nunca he tenido el menor impulso de comerme a alguien.
Y si lo he tenido, era en la cama.

Hemos forzado a nuestros jóvenes, que quieren drogas, que usan drogas, que van a seguir usando drogas como se han usado en toda nuestra historia, a que las drogas que van a consumir tengan que estar cubiertas por el manto del desconocimiento.

Las sustancias ilegales, como la heroína, cocaína, anfetamina, MDMA, LSD y otras, se ven sujetas a la adulteración, precios y riesgos del mercado negro sostenido por la prohibición.
Las sustancias todavía legales, les ofrecen la posibilidad de elegir lo que consumen y hacerlo con unas medidas de precaución.
Pero una droga que te vendan bajo el nombre de "Ivory Wave", "Ninja Strong" o "Crack Powder" implica drogarse sin saber con qué ni con cuanto.

Debemos afrontar una regulación legal del mercado de las drogas.
Y eso sería lo que estaba pensando este buen señor, el Dr. Perry Kendall, cuando a pesar de no ser un defensor de la legalización de las drogas, pero siendo un alto responsable de la salud pública en Canadá, afirmó hace unos días que el consumo de MDMA puro por parte de adultos puede ser sano y seguro.

http://www.cbc.ca/news/health/story/2012/06/14/bc-ecstasy-adults-safe-health.html

Realmente en Canadá están -de verdad- preocupados por la salud de sus habitantes.
Saben que les gusta divertirse, y que les gusta tomar drogas. Y que eso no va a cambiar.
Pero que por culpa de la prohibición, ya llevan 16 muertos este año por pastillas con PMA y PMMA.

Y se han dado cuenta de que es preferible que tomen MDMA puro y que no mueran, a tener que acumular cadáveres por culpa de drogas que no existirían en la calle de no ser por la prohibición de otras.

Ojalá el buen razonar de los responsables canadienses en materia de drogas se extienda por otros países.


42 comentarios:

Anónimo dijo...

el primer artículo razonable que leo sobre las putas sales de baño

Anton dijo...

No se dan cuenta que con las drogas también sucede el efecto streisand... Panda cazurros que tenemos en las elites del poder!

Anónimo dijo...

por culpa de drogas que no existirían en la calle de no ser por la prohibición de otras...... no estoy de acuerdo en absoluto, la prohibición puede ser una fuente de nuevas drogas, pero hay muchas otras

Anónimo dijo...

Lo que propones es ir de guatemala a guatepeor.
Seguramente existen esas drogas raras que comentas y hay tarados que las toman pero por evitar la muerte de esos 4 tarados no vamos a exponer a las drogas "puras" a millones de personas poniéndoselas en el super al lado de los chococrispis y fomentando el consumo masivo.


Por mi que los que consuman drogas acaben mal, ya se les ha avisado mil veces desde pequeñitos, ley de darwin...

Anónimo dijo...

Bueno, respecto al término 'desconocidas' ... muchas de ellas fueron descubiertas y sintetizadas por Shulguin. En Pikhal puedes ver dosis y efectos, erowid, etc, etc.

De hecho creo que nunca ha habido tanta información, a nivel efectos.

Cosa distinta es daños al ser humano... pero podemos pasar desde el café torrefacto, coca-cola ... y no parar

Anónimo dijo...

El problema es que los grandes cárteles y la banca, que les blanquea el dinero a comisión, se segurarán de que no se legalize tan jugosa fuente de ingresos...

Como dice un colega mío: "Legalizar la marihuana nos sacaría de la crisis de un sólo golpe".

Es mucha pasta y quienes la está ganando no van a permitir que le chafen el negocio.

Anónimo dijo...

Lo siento, pero estoy en total desacuerdo con esta entrada. Yo nunca he tomado drogas. No creo que legalizar las drogas solucione el problema. La solución pasa por invertir más recursos en la lucha contra ellas. Por el mismo razonamiento, uno podría pedir que se legalize el terrorismo selectivo, lo que salvaría muchas vidas de inocentes que caen por la dificultad de matar a una persona a placer. Yo no quiero vivir en una sociedad en la que las drogas sean legales, aunque sea inevitable que haya personas que las consuman. El objetivo debe ser ayudar a esas personas y prevenir que otros caigan.

MD dijo...

Recuerdo hace tiempo por España vendían de forma legal setas alucinógenas usando una táctica parecida pero en este caso era el relleno de "almohadas ecológicas relajantes" y ponía etiquetas igualmente de prohibido comer el contenido.

Anónimo dijo...

¿Y cuál me recomiendas?

Symp dijo...

La única que yo recomiendo es la que puedes identificar, está analizada y tienes información y cabeza suficiente como para probarla tú mismo sin sufrir algún percance. Symposion.

Symp dijo...

La única que yo recomiendo es la que puedes identificar, está analizada y tienes información y cabeza suficiente como para probarla tú mismo sin sufrir algún percance. Symposion.

Roberto dijo...

Yo nunca he tomado sustancias que alteren mi percepción/consciencia ni personalmente apruebo su uso, pero en cambio soy totalmente favorable a su legalización porque es el camino más racional: acabas con sustancias menos adulteradas y con controles sanitarios que ponen en menor peligro a la población, lo cual es un ahorro para todos en la Seguridad Social. En cualquier caso va a seguir habiendo gente que haga uso de las drogas, así que es mejor regularlo. Esto no significa que el consumo tenga que ponerse fácil y que se puedan comprar en el supermercado, como absurdamente dice algún anónimo (¿no conoce los Países Bajos?). En cualquier caso, las leyes deben adaptarse a las personas, no las personas a las leyes. En Dinamarca y Suiza (países bananeros como España, ¿verdad?) están en proceso de legalizar el cultivo del cannabis con sus respectivas restricciones porque la lógica impera. Además de que hacen cuentas y les salen.

Luis Linares dijo...

Como leí por ahí: "El problema del mundo es la estupidez. ¿Por qué no eliminamos las etiquetas de seguridad y dejamos que el problema se resuelva por sí mismo?

Anónimo dijo...

Me hace mucha gracia la gente que comenta que no le gustaría vivir en un país donde las drogas estuvieran legalizadas... ¿¿¿??? YA vives en ese país. El alcohol es una droga ( aceptada eso sí ) mucho peor incluso que algunas de las que he probado en discotecas o similar.
Legalización YA

Omar dijo...

Típico de los yonkies echarle la culpa a todo mundo pero ahi andan probando de todo; usen lo que quieran de cualquier modo son sus cuerpos pero haganse responsables de las consecuencias. Con aprobación o sin ella seguirán apareciendo nuevos productos que a muchos no les importaran los efectos, lo mejor es que cada quien se haga a cargo de si mismo, se informe de los riesgos que lleva el uso de las drogas, incluso hasta el exceso de comida chatarra, y lleve su vida a donde mejor le plazca.

Anónimo dijo...

Imposible de leer, fondo negro, letras blancas, me dolía la vista a la mitad, se agradece que la página de comentarios sea en blanco. Un saludo

Anónimo dijo...

He comprado una sal de baño llamada "T-Virus" en una web llamada Umbrella Inc. Os comeré a todos!!

Opiófilo dijo...

Si los consumidores pudiésemos ir a un dispensario (por supuesto, solo para adultos) donde poder adquirir hachís,cocaína, heroína, LSD o MDMA puras a bajo coste te aseguro que nadie andaría con los 4-MEC ni con los NRG ni con los cannabinoides sintéticos. Si las drogas se legalizasen mañana solamente las consumirían los que ya son consumidores o los que, con o sin prohibición, deciden libremente probar pero los talibanes anti-droga (que bien se ponen de cervecitas, cubatas, nicotina y cafeína) seguirían rechazándola y no la consumirían. Y junto al producto de calidad farmacéutica deberían dar un prospecto a modo de pautas para la reducción de riesgos. Esa medida más que aumentar drástica y trágicamente el número de consumidores como muchos argumentan lo que haría sería proteger los derechos y la salud de los consumidores que vamos a consumir igual con o sin prohibición pero sin prohibición harían un gran favor a nuestra salud (física, mental y económica). En Suiza a los heroinómanos no les dan metadona sino que les dispensan heroína de calidad farmacéutica y no se ha creado ninguna tragedia, al revés, se reduce la criminalidad, se mejora la salud de los consumidores y se hacen desaparecer las mafias. La prohibición es un delito contra la salud pública inmensamente mayor que cualquier tráfico de droga.

Anónimo dijo...

Aquí se demuestra el hanalfavetismo existente en cuanto a consumo de drogas que existe hoy en día. Los que se quejan de si hay un pelo en la sopa o se niegan a comer lo que se ha caído al suelo luego no tienen escrúpulos en meterse una sustancia totalmente desconocida, no ya porque no venga descrita en el envoltorio, sino también por la vagancia de mandar a analizar gratuitamente. Todas estas sustancias están disponibles puras y claramente identificadas, pero gracias a la sociedad de consumo que se ha creado, se prefiere un envoltorio curioso y un noobre llamativo a una dosis conocida de un producto que casi no eres capaz de pronunciar y que tampoco tienes la intención de hacerlo. Y es que encima se está hablando de la salud, es una pena que aún haya tan poca cultura o educación en estos temas, el último responsable siempre es uno mismo, de informarse, de buscar el producto adecuado y de meterse lo que sea como sea.

derechosfundamentales dijo...

"Lo que propones es ir de guatemala a guatepeor.
Seguramente existen esas drogas raras que comentas y hay tarados que las toman pero por evitar la muerte de esos 4 tarados no vamos a exponer a las drogas "puras" a millones de personas poniéndoselas en el super al lado de los chococrispis y fomentando el consumo masivo."


Corresponde al individuo, y no al Estado, decidir qué substancias quiere consumir, sean cuales fueren. En consecuencia, la prohibición no es más que una injerencia ilegítima del Estado en los derechos fundamentales del individuo. Por tanto, no es una cuestión de derogar la prohibición únicamente para que los usuarios puedan consumir substancias menos nocivas, sino, mucho más importante aún, de devolver al ciudadano la capacidad de decidir por sí mismo qué consumir, sin que se le imponga absolutamente nada. Derogar la prohibición no implica necesariamente que los supermercados vayan a tener autorizada automáticamente la venta de todas estas substancias (sólo por este motivo su argumento ya queda refutado de por sí), aunque, desde luego, podría ser una opción perfectamente válida, puesto que sólo las compraría quien así lo decidiese, no viéndose nadie obligado a ello, del mismo modo que ya sucede con las bebidas alcohólicas. Exponer a alguien a algo sólo es un acto reprobable cuando tal exposición es forzada (adulterando un producto con substancias que no figuran en la etiqueta, contaminando las aguas y la atmósfera, etc.), situación que nada tiene que ver con el caso que hablamos, en el que la "exposición" se limita a que las personas puedan tener a su disposición las substancias que deseen libremente comprar. Si usted va a un supermercado y pasa al lado de una estantería en la que hay licores, usted no puede quejarse de que le estén exponiendo al alcohol, ya que, si usted no quiere, tiene la opción de pasar de largo y no comprarlo, es decisión suya y nadie le impone nada.

derechosfundamentales dijo...

"Roberto dijo...

Yo nunca he tomado sustancias que alteren mi percepción/consciencia ni personalmente apruebo su uso, pero en cambio soy totalmente favorable a su legalización porque es el camino más racional: acabas con sustancias menos adulteradas y con controles sanitarios que ponen en menor peligro a la población, lo cual es un ahorro para todos en la Seguridad Social."


El término "legalización" es, cuanto menos, confuso, ya que no deja de ser como un amplio paraguas bajo el que se agrupan ideologías que se consideran afines, pese a ser muy distintas. En realidad, el término ha llegado a significar una forma "más ilustrada" de control estatal sobre el mercado de drogas. Para poder establecer un debate racional, uno de los primeros pasos es despejar todo tipo de ambigüedades semánticas; por ello, voy a proceder a aclarar cuáles son los tipos de "legalización" que suelen plantearse:

1) Legalización específica de los cannabinoides/marihuana, manteniendo la prohibición sobre el resto de substancias. Aquí las medidas que se proponen pueden ser de dos tipos:
1a) Aceptación de la marihuana como substancia de uso médico, sólo disponible mediante receta médica, lo cual implica moverla de la Lista I de la Convención Sobre Substancias Psicotrópicas de las Naciones Unidas y buscarle un lugar en las listas II, III, IV.
1b) Disponibilidad plena de la marihuana a quien quiera usarla, quedando ésta en una situación similar a la del alcohol y el tabaco.

2) Legalización de las substancias de la lista I. De nuevo, dos tipos:
2a) Disponibilidad de las substancias de la lista I sólo con receta médica, de modo que quedarían reubicadas en las listas II, III y IV.
2b) Disponibilidad plena de las substancias de la lista I a quien quiera usarlas, quedando éstas en una situación similar a la del alcohol y el tabaco, mientras se mantienen las restricciones actuales sobre las de las listas II-IV.

3) Sin cambiar la clasificación legal de las substancias, hacer un mayor hincapié en una política medicalizadora, en la que el consumidor sea visto como un enfermo al que hay que poner (coactivamente) a tratamiento. Se incluyen aquí los programas de mantenimiento en heroína, los de substitución de heroína por metadona, etc.

4) Distintas combinaciones de los 3 tipos anteriores, con distintos matices y modificaciones.

5) Defensa de la automedicación como derecho individual, lo cual implica necesariamente una derogación firme y rotunda de las leyes actuales de prescripción. Se desclasifican las substancias de las listas I-IV, habiendo plena disponibilidad de éstas sin receta médica, de manera análoga a como sucede con el tabaco, el alcohol o los medicamentos hoy en día clasificados como "sin receta médica". Consecuentemente, también se quita el requerimiento de receta médica en todos los demás medicamentos. Se trata de que sea el individuo, y no el Estado, ni los lobbies del gremio médico impuestos a través del Estado, quien decida qué quiere, o no, consumir, sin requerir que nadie - Estado o gremio médico - le otorgue, de manera paternalista, permiso alguno.

derechosfundamentales dijo...

Hecha la distinción, querría añadir que, para evitar ambigüedades, sería conveniente denominar "legalización" a los 4 tipos primeros, mientras que el quinto, por sus marcadas diferencias con respecto al resto, valdría más referirse a él como "derogación de la prohibición". Tal como dice Thomas Szasz:

"Las personas hoy caracterizadas como legalizadores de la droga son, en realidad, medicalizadores y así, de facto, prohibicionistas paternalistas. La diferencia entre el prohibicionista encubierto («legalizador») y el prohibicionista reconocido (defensor de la Guerra contra las Drogas) es que el primero desea prohibir diferentes substancias, y castigar a los violadores de las leyes contra drogas menos severamente que el último."

"Disiento tanto de los criminalizadores como de los legalizadores: de los primeros porque creo que la ley penal debe utilizarse para protegernos de los otros, no de nosotros mismos; de los últimos porque creo que esta conducta —incluso si fuese real o potencialmente dañina o autolesiva— no es una enfermedad, y que ninguna conducta debe ser regulada mediante sanciones llamadas «tratamiento»."


Szasz, Thomas. Nuestro Derecho A Las Drogas: En Defensa De Un Mercado Libre, Editorial Anagrama, Barcelona, 1993.


Por tanto, quien se considere a sí mismo partidario de la "legalización", debería comenzar por posicionarse ideológicamente de manera clara y que, si su postura es la consistente en derogar la prohibición, se refiera a ella con ese nombre o haga los matices necesarios para que quede de manifiesto. Tanto los partidarios de la Guerra contra las Drogas, como los legalizadores-medicalizadores, son adalides en la lucha contra las libertades individuales básicas del ciudadano, abyectos estatistas sin respeto alguno por la soberanía personal del individuo que, pese a su cruzada pseudoinquisidora contra las supuestas adicciones a diversas substancias, no guardan escrúpulo alguno a la hora de justificar la suya propia: la adicción al liberticidio. Sólo el individuo que es capaz de ver las leyes de prescripción como la aberración que realmente es y reivindica activamente su total derogación, devolviendo al ciudadano los derechos básicos que le han sido usurpados por el exceso de Estado, puede llamarse a sí mismo defensor de la libertad.


“Si la gente deja que el gobierno decida qué alimento comer y qué medicinas tomar, sus cuerpos estarán pronto en un estado tan penoso como las almas de aquellos que viven bajo una tiranía”.
Thomas Jefferson (1762-1821)
Tercer Presidente de USA, autor de la Declaración de la Independencia.

Anónimo dijo...

A lo que dicen que no quieren un mundo lleno de drogas. Queridos amigos, hechad un vistazo alrededor.

ESTAIS EN EL !!!!

Cualquiera puede conseguir heroina, cocaína, hachis o MDMA en cualquier lugar, a cualquier hora.

COn la legalización, sería al contrario, se trata de reducir los puntos de venta, de controlar al consumidor y de controlar la droga, eso es lo que pretende la legalización, y es lo contrario de lo que hay ahora.

Creo que es muy sencillo, no se si alguno es tonto, ciego, o una mezcla de las 2 cosas. Como mínimo, inculto, un rato, porque si al menos se hubiese molestado en conocer la historia de las drogas no diría semejantes chorradas.

Victor Honrado dijo...

Pues has quedado de lujo, hablando de analfabetismo, y poniéndolo tú con "h".
Para mi, que se legalicen las drogas, eso si, sin que nos cueste el dinero a los demás. Y con esto me refiero, a que yo, eliminaría el gasto médico que suponen. Que tienes un coma etílico o una cirrosis por que te hinchas a beber, te jodes. Que tienes una sobredosis, te jodes. Que tienes un cáncer de pulmón o de laringe por que eres fumador, TE JODES. Pero que la sanidad pública no se gaste ni un duro en ti. Sabías los riesgos que conllevaba el consumo de esas sustancias, y aún así lo has hecho por que es tu libertad individual, perfecto. Pero que eso no nos cueste los cuartos a todos.

Y por supuesto, aplicaba la legislación militar en los casos de delitos. Es decir, en el cogido militar, estar bajo los efectos del alcohol o las drogas al cometer un delito, no es un atenuante si no un agravante. Pues yo hacía lo mismo en la legislación civil. Te quieres drogar, o emborracharte, adelante. Pero que nadie tenga que pagar los consecuencias de tus actos.

Victor Honrado dijo...

Pues has quedado de lujo, hablando de analfabetismo, y poniéndolo tú con "h".
Para mi, que se legalicen las drogas, eso si, sin que nos cueste el dinero a los demás. Y con esto me refiero, a que yo, eliminaría el gasto médico que suponen. Que tienes un coma etílico o una cirrosis por que te hinchas a beber, te jodes. Que tienes una sobredosis, te jodes. Que tienes un cáncer de pulmón o de laringe por que eres fumador, TE JODES. Pero que la sanidad pública no se gaste ni un duro en ti. Sabías los riesgos que conllevaba el consumo de esas sustancias, y aún así lo has hecho por que es tu libertad individual, perfecto. Pero que eso no nos cueste los cuartos a todos.

Y por supuesto, aplicaba la legislación militar en los casos de delitos. Es decir, en el cogido militar, estar bajo los efectos del alcohol o las drogas al cometer un delito, no es un atenuante si no un agravante. Pues yo hacía lo mismo en la legislación civil. Te quieres drogar, o emborracharte, adelante. Pero que nadie tenga que pagar los consecuencias de tus actos.

Victor Honrado dijo...

Pues has quedado de lujo, hablando de analfabetismo, y poniéndolo tú con "h".
Para mi, que se legalicen las drogas, eso si, sin que nos cueste el dinero a los demás. Y con esto me refiero, a que yo, eliminaría el gasto médico que suponen. Que tienes un coma etílico o una cirrosis por que te hinchas a beber, te jodes. Que tienes una sobredosis, te jodes. Que tienes un cáncer de pulmón o de laringe por que eres fumador, TE JODES. Pero que la sanidad pública no se gaste ni un duro en ti. Sabías los riesgos que conllevaba el consumo de esas sustancias, y aún así lo has hecho por que es tu libertad individual, perfecto. Pero que eso no nos cueste los cuartos a todos.

Y por supuesto, aplicaba la legislación militar en los casos de delitos. Es decir, en el cogido militar, estar bajo los efectos del alcohol o las drogas al cometer un delito, no es un atenuante si no un agravante. Pues yo hacía lo mismo en la legislación civil. Te quieres drogar, o emborracharte, adelante. Pero que nadie tenga que pagar los consecuencias de tus actos.

carmensfdz dijo...

Simposion, esta es la unica d sintetica que dices haberse analizado, que efectos produce? Podrias comentarlo un poco?
Yo acabo de encargar ethyilfenidato, que conoces de sus efectos peligros, disis y riesgos.
La verdad me decante por esta por que buscaba el Ruby y no he tenido suerte en la búsqueda.
Un saludo y felicidades por tu blong

Pharmakon dijo...

El etilfenidato es más errático que el metilfenidato en su farmacocinética.
No es nueva, pero si la descartaron es pq vieron mejor al metilfenidato.

Si os gustan estos temas, id a ver PHARMACOMIC. ;)

Anónimo dijo...

@Victor Honrado,

Lo que dices es una memez. Por la misma razón yo no quiero que se pague con mis impuestos los problemas médicos de quien no hace deporte, quien come sólo fastfood y fritanga y mucho menos de quien no hace nada para vivir sin stress, a los que practican deportes de riesgo, a los que viven en la ciudad, a los que no comen cinco piezas de fruta o verdura diárias, los que no duermen sus ocho horas, a los funambulistas y ya que estamos tampoco a quienes no sean de mi raza ni religión.

El estilo de vida es una opción libre y personal. La sanidad pública tiene que cubrir a cualquier persona fuera o no evitable su dolencia.

Aunque de ser legales las drogas encontraría bien que se endurecieran las leyes al respecto.

Dejar el Alcohol dijo...

muy itneresante

joan sentis dijo...

Acabo de descubrir el blog y me parece muy interesante lo poco que he leído, pero para continuar la legibilidad no ayuda. Me refiero a las letras blancas sobre fondo negro. Tienes algún interés especial en que se así?
Ya se que pedir nada más llegar no queda muy bien, pero mis ojos ya no son lo que eran.
Gracias

manuel dijo...

Mi nombre es Richi, lo pongo porque me marea un poco ver tantos anónimos haciendo imposible seguir los argumentos del debate (si es que lo hay), de esta manera si alguien se da por aludido puede contestarme y ponerme a parir como es costumbre por los foros...espero que no por este.

Simplemente quería contestar a un argumento que ya me tiene cansado y que he leído por aqui. El argumento es el siguiente (copio y pego):"La solución pasa por invertir más recursos en la lucha contra ellas"

Pues bien, con el gran libro de Escohotado en mano, expongo que desde 1960 a 1973, se gastaron en EEUU mil millones de dólares anuales en una campaña de represión y rehabilitación de heroinómanos (1200 millones por encima de esos mil en NY), con el resultado de que en esa década pasaron de ser 50.000 a ser 500.000los usuarios habituales. Es importante anotar que de ese número, sólo un 0,18% se declararon adictos con problemas.
No sé hasta qué punto proponen algunos ampliar el gasto de la "guerra a la droga", (si es qeu aún hay alguna, con la mayor accesibilidad y mayor variedad de la historia)pero creo que para un 0,0018% de la población(los 500.000 eran el 1% de la población, hagan cuentas) que se declaraban adictos en 1973, habrían sitios mejores dónde gastar tantos miles de euros que en intentar mitigar una epidemia que no existía.

Aprovecho que tengo los datos aquí también, para demostrar que cuando una droga es prohibida, la demanda supera la oferta (que es cero) y para cualquiera que sepa algo de comercio, sabrá que eso sube el precio del producto enormemente, y para cualquiera que sepa de trapicheo, eso hace más rentable adulterar y mejorar el margen de beneficio. Ahí va el dato: en 1969 valía en españa un kilo de heroína 300.000 pesetas y uno de hachís unas 100.000, diez años más tarde, en pleno apogeo de la figura del jonkie, la propórción no era de 3 a 1 sinó de 400 a 1,5!. Esta heroína tenía un 5% de heroína, el resto eran adulterantes varios, por lo que es lógico pensar que las sobredosis se produjeran más por la toxicidad de otros "incipientes" que de la propia droga, a no ser que llegaran partidas ocasionales mucho más puras...

Eso es la prohibición, no digo que haya que liberalizar totalmente el mercado, pero tampoco me parece lógico que haga de farmaceutico el mismo que lija la pared del baño de la disco para sacarle unos euros al pollo de farlopa... no se porque pero no me fio de él. Hace falta una regulación del mercado.

Por último decirle a alguien que leí por aquí que se siente muy orgulloso de "no haber alterado nunca su estado de percepción", que de hecho lo hace todos los días cada vez que recibe una buena noticia, se pilla un dedo con la puerta, tiene un orgasmo o pierde un familiar... la única diferencia con las drogas es que algunos tenemos curiosidad o necesidad por y de otros estados de conciencia, y procuramos (la mayoría) hacerlo con el menor riesgo posible..


Saludos a todos y en especial a Symp que hace posible este maravilloso rincón de la red

Sandra dijo...

En Valencia había dos tiendas que vendían estas sustancias y las cerraron las dos por orden de la policía, muy legales no pueden ser...

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, la jodienda como pones es que por supuesto no vienen instrucciones de uso, dosis, ni nada escrito en los sobrecitos de colores, ni siquiera sabes como metertelo XD, cuando vienen ¨hierbitas¨das x hecho que hay que fumartelas, cuando es en ¨polvo¨q hay que snifarlo.. es imposible que algo que no tiene ningun tipo de indicacion escrita sea legal, me llego un sobre lleno de estas muestras para que vendiera este producto en la grow y los tire a la basura, como bien pones, yo con mi vida no juego, LEGALIZACION

Anónimo dijo...

La verdad es que estoy de acuerdo con casi todo el Blog, SALVO en la parte en la que haces apologias a todas estas drogas.
Dudo que sea buena idea tomarlas, ya que son "RC's" y los conejitos de indias somos todos nosotros. En cambio la mayoria de las otras drogas, se conoce los efectos a largo/corto plazo; incluso se sabe que muchas de las cuales, con uso responsable y discontinuo no generan efectos adversos.
Saludos Maestro
BASTA DE RC's!!

Anónimo dijo...

donde puedo comprar RC's por internet??? alguna web??

Anónimo dijo...

Joder! Se me metió la intriga de las drogas, puesto que yo he adoptado la filosofía de lo natural... y leyendo información de varios sitios en la web, puedo concordar con lo que dice el autor de este blog, que las personas siempre van a buscar la forma de drogarse... es algo del ser humano, pero no considero "bueno" y lo pongo así por que cada quien tiene su perspectiva en este mundo loco y hasta malvado, pero brindar información de todas las drogas existentes, abres la puerta a que otros quieran más (el ser humano es codicioso por naturaleza) es mejor no saber que existe otra cosa, yo por ejemplo como decía al inicio lo natural es y será lo mejor, no necesito más, yo soy de sudamérica y acá no es como en europa (me da terror escuchar como se droga la gente allá, acá lo más peligroso que usaría un drogadicto con serios problemas es pasta base, y son rara vez esos casos ya gente desquiciada) Oigo tantas drogas sinteticas que solo le hacen peor a este mundo, nada mejor que la ancestral hoja de coca(ojo que no es droga), no pasaría de unas cervezas con mis amigos, y un porro de marihuana para relajarte que es más saludable que el cigarrillo, por qué buscan cada vez más drogarse? A mí me interesa el mundo y la humanidad, y me duele ver gente tirada en los basureros inyectandose porquerías, lo único que debería ser legal es el alcohol, marihuana, hojas de coca, ayahusca natural, hojas de tabaco y toda cosa que la madre tierra nos da, procesarla más para qué? Para qué ser más codicioso?

Anónimo dijo...

Si,el Sr.Aznar lo dijo muy claramente.¿quién te ha dicho a tí.
que tengas que conducir por mí?.Salut.

Anónimo dijo...

Yo ando bajo los efectos del metilfenidato. Nunca he tomado etilfenidato aunque por las opiniones que he leído sobre el.prefiero al metilfenidato con el cual si tengo una extensísima experiencia. Pero por experimentar dentro de poco comprare 1 gr. de etilfenidato.
Me encanta el metilfenidato de liberación inmediata ("Rubifen" y "Medicebran" en España) por vía oral a dosis de 20 mg. espaciadas por un mínimo de 4 horas si hay redosificacion. Me produce una mejora del funcionamiento de mis procesos cognitivo-conductuales, me hace atender y concentrarme mejor, hace que disfrute al realizar tareas intelectuales, me da energía y me induce un estado de animo positivo.

Anónimo dijo...

Donde se puede compar charge + en centro madrid acabo de llegar ala ciudad

Hojas de Tabaco dijo...

Las prohibiciones y los controles siempre son la principal fuente de corrupción y delincuencia. Está muy interesante este post, realmente es importante saber lo que se está consumiendo, eso aplica también para las hojas de tabaco, que son distintas al cigarrillo procesado. Lo natural siempre es mejor para el organismo.

Anónimo dijo...

si esta bien pero deberían de dar a conocer como se consiguen los químicos para poder hacerlas y comercializarlas