Traductor

jueves, 22 de marzo de 2007

Testosterona. La droga menos pensada.

Hoy voy a hacer algo que parece que puede salirse del contenido implícito de este blog: voy a hablar de una hormona.
¿Qué diferencia a una hormona de una droga? Nada y todo. Ambos son conceptos aceptados para referirnos a funciones de determinadas sustancias, pero químicamente no hay nada que nos diga que una molécula es una droga o es una hormona. O ambas cosas.

Droga, en la acepción castellana del término, que proviene del sajón "drug", tiene en principio el mismo significado: fármaco o medicina. Un significado neutro en su carga moral, que poco a poco ha ido cambiando para referirse a las sustancias que provocan un efecto sobre la psique del sujeto que la disfruta o la sufre.
Para el diccionario siguen siendo válidas ambas acepciones, y sólo las delimita semánticamente el contexto en el que se encuentran.

Una hormona, por su parte, puede ser también un medicamento y tener sin duda efectos sobre la psique del ser humano. Pero es una palabra creada para referirse a esas sustancias que son creadas por el propio cuerpo, y entre cuyos efectos se encuentran el activar, inhibir, modular y regular el funcionamiento de los más diversos órganos, sistemas y funciones de nuestra fisiología.

Es por lo tanto una distinción funcional lo que separa a ambas palabras. Puede haber hormonas, segregadas en nuestro cuerpo y con función propia, que al mismo tiempo serían drogas en el sentido "habitual" del término, como por ejemplo la DMT que se puede encontrar en el líquido cefalorraquideo y fluido espinal del cuerpo humano, y que es un potente enteógeno si se consume fumado o inyectado.

No deben sorprender estas cosas, ya que lo que sabemos nos dice que si algo funciona, que si algo produce un efecto en nuestra psique, es porque esta utilizando los receptores que tiene el propio cuerpo para esa sustancia o para otra muy similar, como ocurre con la morfina y demás opiáceos, las benzodiacepinas como el valium, o la anfetamina.

¿Pero que hace que hable de la testosterona como una droga hoy?
Durante estos días se ha podido oír y leer en los medios, que los científicos habían encontrado una hormona que podía explicar el comportamiento rebelde de los adolescentes.
Se trata de una hormona ya conocida, que se llama tetrahidropregnanalona y se abrevia como THP, que en ratones (de momento las pruebas no han ido más allá) en época adolescente, provoca que el sistema gabaérgico (responsable de la ansiedad o de la falta de ella) esté de lo menos cooperativo para la tranquilidad del sujeto y de su familia.
Los científicos no llegan a estas conclusiones. Las suyas se expresan en términos de activación, inhibición, medible y cuantificable de ciertas sustancias, comportamientos, y sistemas cerebrales. Son los periodistas los que transforman estas cifras en especulaciones que pueden usarse en los medios no especializados.

Esta hormona es una desconocida para los no especialistas. Pero hay otras, una en concreto, que forma parte del léxico popular, y es la testosterona.

La testosterona es conocida por ser la responsable de la diferenciación sexual entre hombres y mujeres. Si durante el desarrollo del feto esta hormona aparece, la mujer que somos todos en el inicio de nuestro desarrollo se transforma en un hombre. Los ovarios se convierten en testículos, el clítoris se transforma en un pene, y otros muchos cambios.
Llegada la pubertad, y con la explosión hormonal que sufren niños y niñas, la testosterona hace que el hombre produzca pelo en ciertas zonas y de determinada manera, cambie su voz, agrande su pene y sus testículos y comience a producir espermatozoides. Es el paso de la niñez a un estado de inicio de madurez fisiológica, que acabará de completarse pasada la mayoría de edad.
En el caso de la mujer, son otras las hormonas las responsables de ese crecimiento y desarrollo, que son químicamente extremadamente parecidas.

Una vez que el hombre ya es adulto, la testosterona cumple funciones de vital importancia: desde la activación del impulso sexual (especialmente el de origen visual), el correcto funcionamiento de ciertas glándulas, ciertas respuestas relacionadas con la agresividad y el valor (sin confundirlos), o mantener un mayor nivel de masa muscular con respecto a la mujer, que tiene un mayor nivel de grasa corporal.

En el hablar de la calle, la testosterona la relacionan con la potencia sexual, con la capacidad de erección, con la tendencia a los comportamientos menos racionales y mas impulsivos.
No están totalmente exentos de razón, aunque no es tan simple.
Pero es cierto, que la testosterona es la principal hormona del hombre, y que una buena parte de nuestro comportamiento y de nuestro carácter tienen relación con esta sustancia, segregada por los testículos y las glándulas suprarrenales.
Para la mujer, aunque no es tan conocido, la testosterona también cumple una función importante en el tema sexual, especialmente en su nivel de libido, aunque el nivel de testosterona que tienen una mujer está entre 10 y 20 veces por debajo del que maneja un hombre.

Normalmente pensamos en drogas, y pensamos en sustancias, con o sin finalidad terapéutica, que aportamos a nuestro organismo desde una fuente externa.
La testosterona, que se fue aislada y descrita químicamente por Ernest Laqueur en el año 1935, marcó el inició de la investigación en una nueva vía química porque abrió un nuevo paradigma: el de las hormonas o "sustancias mensajeras".
La investigación en este campo pronto dio frutos, y se sintetizaron nuevos compuestos de efectos similares, y ese fue el comienzo del dopaje moderno en el deporte. Con estas nuevas sustancias podían hacer que una persona desarrollase una masa muscular muy superior a la que podría generar de otras formas, y la repercusión de eso en los deportes de competición era clara e inmediata. En el caso de la mujer, el estudio de sus hormonas y su ciclo (mucho más complejo inicialmente que el masculino) dio como resultado, entre otros, la píldora anticonceptiva que permitió a la mujer elegir y controlar la concepción, y dejar de ser esclava de otros medios o de la aleatoriedad, y poder pasar a gestionar por sí misma su fecundidad.

Pero no es el objeto de esta entrada el hablar del dopaje, o de las personas que sufren trastornos como la vigorexia (con un núcleo psíquico similar al de la anorexia) y no pueden evitar el desear verse cada vez más y más musculados, hasta limites que sobrepasan lo estética y saludablemente aconsejable.

La razón es hablar de las personas que sufren una falta de testosterona.
Esto puede deberse a cientos de causas, algunas más graves y otras menos.
Pero el gran problema es la falta de conocimiento de los médicos (incluidos los especialistas, que son los endocrinos) de las consecuencias de esta falta.
Los síntomas de la falta de esta hormona se prestan a la confusión. Es cierto que con la edad, el nivel de esta desciende a partir de los 25 ó 30 años, pero a un ritmo lento de un 1% anual.
Si te falta testosterona, evidentemente, tu libido va a ser baja. Las típicas erecciones matutinas desaparecen. El interés por el sexo y la actividad sexual disminuye.
No es que tu pareja te deje de interesar en ese aspecto, es que no te interesa ninguna (aunque no hay que despreciar el impulso de la novedad en ese aspecto).

Por otra parte, tu nivel de activación es bajo. Las ganas de hacer cosas, de salir, de probar nuevas actividades, de hacer las actividades cotidianas inclusive, se cae... se difumina.
Existe también un cambio metabólico en la acumulación de grasas, se pierde masa muscular, y también afecta a nivel mental a la capacidad de razonamiento, agudeza y crítica.

Y lo que es más grave: se pierde la sensación de bienestar. Las ganas de vivir se transforman en un "ir tirando" que con el tiempo, si no se soluciona, puede agravarse bastante y evolucionar a posiciones y posturas mucho más peligrosas.

Es decir, el cuadro clínico de esa falta de testosterona cuando no hay al mismo tiempo un tumor u otra patología que dé señales de existir, es muy fácil de confundir con una depresión.
Y ya que la depresión es las enfermedad de nuestra era, lo más probable es que, si la persona finalmente decide acudir a la consulta de un médico, sea diagnosticado con este tipo de mal.

Ciertamente, de cada 100 personas que acuden al médico con este cuadro, solo habrá 2 ó 3 que están sufriendo la falta de la hormona responsable de su vitalidad y de la felicidad en el día a día. Pero eso no es excusa para que no se haga un diagnóstico diferencial que acierte con el problema.
Lo menos malo que le puede pasar al sujeto, que ha tenido que superar el tabú de reconocerle al médico su falta de deseo sexual, que es estereotipo de masculinidad, y el resto de problemas, es que sea tratado con algún antidepresivo tipo prozac. Esto no hará gran cosa, aunque puede aumentar su nivel de activación y evitar el desarrollo inicial de una depresión asociada a los problemas que su carencia le genera, pero al mismo tiempo le afectará todavía más a su capacidad y deseo sexual, ya que es un efecto secundario propio de los antidepresivos actuales.
Igualmente le ocurre a la mujer, que puede pedir ayuda por falta de libido o por síntomas parecidos a los mencionados, y que es posible que acabe tratada de la misma forma.

Lógicamente, tratar la falta de una hormona como si fuera una depresión, no solucionará el problema; ni siquiera los síntomas.

Y aunque el porcentaje de los que con ese cuadro, puede ser mínimo cuando está causado por la falta de testosterona, hay una sencilla forma de comprobarlo.
Evidentemente esto no ocurre de un día a otro, pero cuando alguien no responde a un tratamiento antidepresivo, y mantiene el cuadro a lo largo del tiempo (y no parece haber criterios que apoyen la idea de la depresión), los profesionales deberían plantearse que están tratando la dolencia errónea.

La duda se resuelve en un par de días: un análisis de sangre, en el que se miren las distintas hormonas, le dirá al profesional cuál es el problema hormonal existente, o le permitirá descartarlo.

Y cuando el problema se debía a que la persona no producía cierta sustancia en su cuerpo en cantidad suficiente, el aporte de la misma como un medicamento más, soluciona el problema de los síntomas que pueden hacerle perder las ganas de vivir a alguien.

La medicina y su praxis se rige por protocolos, que a su vez están basados en la estadística y prevalencia de cada enfermedad: se detecta más lo más probable.
Pero a su vez, estos protocolos deben responder de la funcionalidad de los mismos, y no sólo para un tanto por ciento mayoritario, sino para todos los pacientes.

Una última reflexión.
Seguro que un análisis de hormonas le cuesta menos al estado que subvencionar el tratamiento de depresión a alguien que no lo tiene, con fármacos en muchos casos que aún están sujetos a patentes y que generan grandes beneficios a las multinacionales farmacéuticas.

Aunque tal vez el error sea un error de concepto.
El bienestar. Las ganas de vivir. La alegría, la ilusión, las ganas de hacer cosas.
Al fin y al cabo, la euforia.
Dice Shulgin en "Tihkal" que euforia es una palabra que viene del griego, formada por el prefijo "eu" que significa bien o normal, y "pherein" que significa sentirse o encontrarse.
En medicina lo opuesto a euforia es disforia, que es el sentirse mal.
Muchas otras palabras llevan el prefijo "eu" para expresar que algo funciona bien.

Pero la euforia ha llegado a ser entendida en nuestro actual mundo, como un estado de sentirse muy bien, o increiblemente bien, casi en un significado que roza la alegría maníaca, y por lo tanto, algo anormal.
Lo que implica esta situación en la que la euforia está considerada algo anormal, que incluso aparece como efecto secundario de algunos medicamentos -sentirse bien es un efecto secundario no deseable, nos dicen- es que el estado normal , común y general de la persona, es la disforia.

Tal vez haya sido pedir mucho, desde este modesto sitio, que la sociedad y sus responsables en materia de salud, vuelvan a plantearse la sanidad como la forma de hacer que una persona, de forma integral, pueda ser feliz al menos en el ámbito de lo que su salud puede ofrecerle.

Euforia para todos.

16 comentarios:

simalme dijo...

Qué bueno. ¿Cómo sabes tanto de drogas?. Y para una primera vez no sé si tomarme bien que me hayas dedicado este post o cabrearme. Por cierto, hace poco me hice análisis y no, no tengo falta de testoterona, ni depresión. Toquemos madera... Lo que tengo, doctor, es una falta de sentido vital. Eso que siempre alegan los niños caprichosos...

Symposion dijo...

¿Que cómo sé tanto de drogas?
Pues como se saben las cosas, leyendo, viviendo, y empapándote como una esponja.

A otros les dio por los escarabajos... a mi por estas otras cosas.

Te dediqué el post porque hablabas de depresión, no por nada más.
Lo que se me hace raro es que te hayan mirado la testosterona ( a ti más, siendo mujer) en un análisis de sangre. ¿Estás segura?

Si estás bien eso es lo que cuenta.
La falta de sentido vital es una molécula que aún no conozco, pero me vendrá bien que alguien la descubra y puedan darnos a todos una nueva identidad ontológica.

Saludos.

EdgarB dijo...

Leyendo el blog me surge una duda tio,
en el tiempo del insti, probe una sustancia, que afortunadamente solo la probe, pense, esto tiene que ser un mata neuronas del copon, pero he de reconocer que los 15 segundos que debio durar el efecto fueron la ostia,el producto era un anestesico llamado clorotilo, la pregunta es en que parte de los compuestos que tienes descritos entraria, para leerlo por curiosidad, aunque no lo vuelvo a probar ni de coña!

Symposion dijo...

Hola Edgarb.
La sustancia a la que te refieres el es cloruro de etilo. En sí mismo no resulta anestésico, como podrían ser otras drogas como la ketamina.
Su efecto calmante se debe a que es una sustancia de muy rápida evaporación, y al hacer eso sobre la piel humana, en donde hay una lesión (normalmente deportiva), absorbe calor de la piel humana y produce frío en ella, de forma que insensibiliza los nervios más superficiales y aliviando el dolor.

La forma que cuentas de usarlo es típica entre los chavales de instituto, porque es una cosa que se puede conseguir sin receta, no por otra razón.
Al echarlo sobre un trapo, y ponértelo en la nariz, inhalas los vapores y producen posiblemente una vasodilatación al estilo de los "poppers", pero desconozco exactamente si tiene otros efectos sobre el cerebro.
Al igual que muchos compuestos muy simples orgánicamente, que están presentes en los pegamentos, disolventes industriales, y otros productos, son drogas de consumo en los círculos más pobres de los países mas pobres.
Sus efectos son muy dañinos físiológicamente para el cerebro, y pueden provocar de todo, desde agresividad, perdida de control, alucinaciones, perdida de consciencia, desinhibición sexual, etc.
Se les considera pertenecientes al grupo de los inhalantes, aunque realmente carecen de interés como drogas lúdicas, y de hecho cualquier adulto podría comprarlo y consumirlo, y no se da ese caso.
Más que tener efectos propios, esas sustancias tienen efectos secundarios debidos a la toxicidad de las mismas, y de ahí lo imprevisible de su reacción.
Seguro que tienes muchas otras cosas que probar que puedan ser mas sanas, y mas útiles que el cloretilo.
Saludos.

Anónimo dijo...

HOLA A MI ESPOSO SE HIZO UNOS ANALISIS DE TESTOSTERONA Y LOS VALORES DE TESTOSTERONA LIBRE LE SALIERON EN 0.98, SEGUN LEAS REFERNCIAS DEL LABORATORIO TIENE LA TESTOSTERONA COMO UNA MUJER MENOSPAUSICA Y EL APENAS TIENE 32 AÑOS...ATTE LUCIA

Symposion dijo...

Si Lucia, tu esposo tiene un testosterona nula a efectos fisiológicos y psíquicos.

Seguramente su estado anímico sea penoso y lo hayan confundido con depresión.
Ahora que ya sabéis el problema que tiene, poneos en manos de un buen endocrino... y en serio, no escatiméis a la hora de buscar un profesional competente.

Porque incluso los endocrinos y los urólogos, suelen tener una idea nula de que hacer en estos casos.

Ahora deberán buscar la causa de la falta de testosterona, que puede ser un problema físico a nivel cerebral, un problema enzimático en la cadena de producción de estas hormonas, una falta de las hormona liberadoras, etc.

Y una vez que sepan que es, y que hayan descartado un tumor o algo que pueda ser problemático con un tratamiento hormonal, que le empiecen a dar testosterona de forma inmediata.
Para su edad, no debería tenerla en ningún caso por debajo de 20.

Notará el cambio en cuestión de días, a todos los niveles, y la mejora se mantendrá durante meses hasta que se estabilice.

Si quieres una información más concreta y personal sobre algo, en mi perfil puedes encontrar mi email, y te contestare de forma privada.

No lo dejes pasar, y alégrate de saber que no eras tú "el problema" con tu marido.

Eloy dijo...

Hola..! soy el esposo de Lucia... hoy cuando llegue del Urólogo, ella me mostro esta página, y te cuento que urólogo me receto unas inyecciones que se llaman Nebido 1000 mg/4ml (undecanato de testosterona) y me dijo que me pusiera una cada tres meses, pero como ya he leido sobre esto, pense que debio mandarme hacer otros examenés para investigar la causa de la falta de testosterona y luego de ésto recetarme los andrógenos, pero pienso igual que tu, el lunes voy a un endócrino para consultar con él, ahora mi pregunta es!?, me pongo la inyecci´n hoy o primero voy al endocrino y le cuento lo que receto el urólogo al cúal no pienso volver, porque no me convenció su forma de tratarme. gracias! por tu colaboración.. atte. Eloy (somos de Venezuela)

Symposion dijo...

Hola Eloy.
Lo primero decirte que no soy médico, así que mis consejos son limitados a lo que conozco y a la más pura lógica.

Lo primero decirte que el Undecanoato de Testosterona, es ahora mismo la mejor opción que hay para tratar ese problema.
Su metabolismo primario no es hepático sino linfático, y al contrario que otras "testosteronas" no dañará tu hígado.

El prospecto lo receta para cada 3 meses, pero la realidad es que hay que ajustar la frecuencia para cada paciente.
A la mayoría de personas sólo les sirve dos meses, y si hay otras causas, puede que solo 6 o 5 semanas.

Lo primero que veo mal, es que el urólogo va a tratar tu síntoma, pero no sé si tiene una causa clara que él haya podido detectar, como un hipogonadismo exagerado. Deben tener una idea de la causa antes de recetarte, por una razón: si tapan el problema, y resulta ser una cuestión de metabolismo enzimático no podrán verlo en los análisis.

Es decir, el tratamiento es el mejor que hay, y es correcto. Pero si no han descrito sus causas, han de investigarlas, o tendrás que pincharte la testosterona de por vida.

Habría que comprobar si hay un problema glandular, y si puede revertirse, de manera que consigan que vuelvas a producir testosterona por ti mismo, que sería lo ideal.

Ademas, hay un pequeño problema, y es que cuando al cuerpo se le da una sustancia que él ya produce, se acomoda y deja de producirla en este caso.
Es un mecanismo de inhibición.

También has de tener en cuenta que el darte testosterona, hará que baje la producción de espermatozoides, puede que hasta el punto de no ser fértil.
Y deberían haberte hecho análisis de semen, y evaluar tu situación sobre si quieres tener o no más hijos.
De todas formas, cuando se deja de inyectarse, se vuelve a producir espermatozoides.

Debes buscar un endocrino, urólogo o internista, que sean de tu agrado, y te expliquen bien las cosas.
Sobre todo que hayan descartado las causas más normales de falta de testosterona, y una vez hechas todas las pruebas, aunque no encuentren una causa clara, hayan descartado las más peligrosas.

A mi entender, tendrían que revisar todo el eje HIPOTÁLAMO-HIPÓFISIS-TESTÍCULOS.
A nivel físico, deberían mirar mediante resonancia magnética si hay alguna malformación o tumor en un área del cerebro llamada "silla turca" que es donde se aloja la hipófisis, que es la glándula que entre otras cosas, produce las hormonas liberadoras, que son las que dan la orden a los testiculos y de las glándulas supra-renales para producir testosterona.
Descartada una malformación o un tumor, deberían mirar si testículos y glándulas supra-renales están bien.
Si esto es correcto, después deberían buscar una causa metabólica, como el fallo de alguna enzima o de alguna sustancia que sea necesaria para producir la testosterona.

Todo esto se hace con resonancia magnética, ecografías, análisis de sangre y semen. El coste, si no tienes un buen seguro médico, es alto.

Y una vez que saben la causa, si tiene arreglo deberán intentar solucionarlo (mientras te dan testosterona si no entorpece el proceso).

Eso sí, antes de inyectarte la testosterona, deben comprobar tu próstata, mediante un tacto rectal y un análisis de sangre, para asegurarse de que no tienes un cáncer de próstata en inicio (recuerda que afecta a 1 de cada 3 hombres a lo largo de su vida).
Si esto es así, no lo sabes, y te dan la testosterona, acelerarán el cáncer porque es hormonalmente-dependiente.

Aunque muchas de las cosas que te he puesto aquí pueden asustarte, no te preocupes. Son procedimientos normales, para asegurarse de no hacer algo que pueda dañar.

La medicación ya te he dicho que es la mejor que existe actualmente, y notarás efectos rápidamente.
Pero para encontrar tu frecuencia adecuada, tienen que hacerte análisis de testosterona total y testosterona libre a los 3 meses, para ver hasta donde llega la inyección. Y seguir haciéndolos un cierto tiempo hasta que den con tu frecuencia.

Teniendo los niveles tan bajos que tenías, al principio necesitarás mucha mas cantidad (frecuencia) ya que el cuerpo necesitará impregnarse de lo que durante tiempo le ha faltado.
Después, con que te inyecten cada cierto tiempo, harás una vida normal, excepto por pasar revisión de la próstata una vez al año.

Espero que te sirva, y sí quieres comentarme algo más, mejor hazlo en privado, usando el correo.
En mi perfil, viene mi dirección de email. No la pongo aquí para evitar el spam.

Salud y ánimo.

Anónimo dijo...

Entrando al tema, me gustaria platicarte sobre un problema que me viene rondando en la cabeza por varias semanas. Me he dedicado a investigar y leer en internet sobre la testosterona y me atrevi a escribirte porque ha sido lo mas acertado y los mas congruente que he estado leyendo por varias semanas en foros y paginas relacionadas con algun tipo de informacion sobre la testosterona.

Mi problema es el siguiente. Tengo 30 años y vengo sufriendo de problemas sexuales con mi pareja; disfuncion erectil, falta de apetito sexual, baja autoestima (relacionada con el sexo), poco interes por las cosas cotidianas y muchas otras cosas que comentas en el articulo relacionado con la falta de niveles de testosterona. Tengo un poco mas del año que me case y tengo un bebe de 11 meses. Te comento esto porque al principio pense que tenia todos esos sintomas relacionados con algun tipo de cansansio que te causa el casarte y tener un bebe (desveladas, etc.) pero no creo que mi problema se deba a eso. Hara unos años atras, no muchos, me sentia totalmente diferente, era mas activo, mas alegre, era super caliente y nunca tuve problemas sexuales como ahora, a tal grado que tengo relaciones sexuales 2 o 3 veces por mes con mi mujer, cuando antes no podia estar quieto ni un momento.

Te comento todo esto y espero me perdones si me enrollo un poco pero quiero plantearte de una manera clara mi situacion. He estado leyendo en muchas partes en internet que si un hombre sufre de bajos niveles de testosterona tiende a padecer ciertos sintomas como los que te describi anteriormente. De hecho mi esposa le pregunto a su ginecologo que tipo de examen hormonal me podia hacer para checar que mis niveles estuvieran bien (tal vez un ginecologo no sea el mejor doctor para constestar este tipo de preguntas pero era el unico con la suficiente confianza para hacersela) y lo que me respondio el doctor fue que no me preocupara, que estaba muy joven para pensar en esas cosas y pues ya te imaginaras, si antes me sentia inseguro con ese comentario me dio para abajo.

Sobre todo lo que he leido en internet (medicamentos para elevar tu testosterona) me llamo la atencion un medicamento que se llama "Nebido". He buscado en foros informacion sobre ese medicamento y todos concuerdan que es una maravilla. Por otra parte, antes de usar cualquier medicamento, necesito ir con un especialista y hacerme una prueba hormonal para comprobar que los niveles sean los correctos, pero ahi es donde la duda me invade, necesitaba informacion acerca de las pruebas que se necesitan hacer e ir desechando posibilidades en caso de que mi problema no fuera hormonal y BINGO, di con la pagina donde hablas sobre la testosterona, especificamente un comentario que respondiste a una pareja venezolana donde comentan que el marido se hizo unas pruebas hormonales y tenia los niveles de testosterona muy bajos siendo un hombre de 32 años, y en esa respuesta que diste comentas sobre los errores que comenten los supuestos especialistas al tratar con este tipo de problema, que muchas veces los confunden con depresiones.

Entonces, despues de tanto rollo, mis preguntas son las siguientes:

1.- Que tipo de examenes de sangre me tengo que hacer, es decir, como se llama el examen donde el urologo determina si tengo bajos los niveles hormonales y cuales son los rangos normales para este tipo de pruebas?
2.- Bajo el supuesto de que mis niveles estuvieran bajos, que tipo de especialista debo acudir? (Urologo, Endocrino,etc.)
3.- Y por ultimo, si mi problema no fuera hormonal, con que tipo de especialista deberia de acudir?, psicologo?

Espero leas este correo y me pudieras dar tu opinion. Lo siento si me enrolle un poco tratando de explicar mi situacion pero realmente necesito acudir a un especialista pero necesitaba absorber todo tipo de informacion al respecto antes de dar el primer paso y decidi escribirte porque como lo comente al principio de este mail, tu pagina ha sido la mas acertada y la mas informativa que he leido durantes semanas atras.

Muchas gracias por tu tiempo y espero con ansias tu respuesta.
Saludos


Atte: Alberto C.A.

Symposion dijo...

Hola Alberto.

Por partes:
1.- Que tipo de examenes de sangre me tengo que hacer, es decir, como se llama el examen donde el urologo determina si tengo bajos los niveles hormonales y cuales son los rangos normales para este tipo de pruebas?

El examen que deberían hacerte si tienes esos síntomas sería un examen completo de hormonas sexuales.
En primer lugar, comprobar testosterona conjugada (la que esta asociada a otras proteinas y no es bio-activa, o no tanto), y sobre todo la testosterona libre, que es la más activa.

Hay otra hormona, o una proteína que funciona como hormona que es la SBHG. Una globulina encargada de transportar la testosterona y el estradiol. También deberían ver si es eso.

Esos exámenes se realizan con un análisis de sangre. Si resultase que tienes la testosterona baja, deberían buscar la causa. Primero descartar un trastorno orgánico a nivel de los productores (testículos y suprarrenales) y luego a nivel de eje hipotálamo - hipofisiario, para ver las hormonas de liberación o R.H.

Si ahí no está la causa, buscar un trastorno físico en la parte del cerebro que se encarga de producir esas hormonas y da la orden de producción de la testosterona, que es una zona conocida como "silla turca". Eso mediante un escaner, resonancia magnética con contraste o alguna técnica de imagen que permita verlo.

Todo eso lo puede ordenar un simple endocrino, que sería al que le correspondería.

Pero todo siempre en función de unos primeros análisis que indicasen si es debido a una baja cantidad de testosterona libre en sangre.

2.- Bajo el supuesto de que mis niveles estuvieran bajos, que tipo de especialista debo acudir? (Urologo, Endocrino,etc.)

Lo tiene que tratar un endocrino, pero evita aquellos que se dedican a temas de adelgazamiento y vete a uno especializado en trastornos metabólicos.
El urólogo también tendrá que verte para comprobar y descartar problemas en gónadas y antes de que se te dé una testosterona, para comprobar tu próstata y por si tienes los antígenos del cáncer de próstata altos, con otro análisis de sangre.

3.- Y por ultimo, si mi problema no fuera hormonal, con que tipo de especialista deberia de acudir?, psicologo?

Si no fuera orgánico, sino psicológico, evidentemente debería tratarlo un especialista en sexualidad (sexólogos) y en caso de que él lo creyera necesario, derivarte a un psicólogo, aunque lo más probable es que se tratase con terapia de pareja (ya que es cosa de dos, el problema y la solución en ese caso).

Anónimo dijo...

Hola, soy un madre preocupada. El médico le diagnostico a mi hijo (8 años) hipogonadismo. Y me sugiere un tratamiento de testosterona por 3 meses. Debería consultar a otro especialista pero no se donde acudir. Hay algun problema con el uso de la testosterona?

Symposion dijo...

Hola.
Si un médico le ha diagnosticado a su hijo hipogonadismo, lo más probable es que sea lo que sufre.
En cualquier caso, con esos diagnósticos que son un poco más complejos que los de una faringitis, está bien consultar con otro especialista, y a ser posible sin decirle que ya ha estado con uno previamente y lo que ha dicho esto (no les gusta mucho a los médicos pisarse la manguera entre ellos).

Es normal que siendo un niño de 8 años esté preocupada.
Pero si la testosterona está disponible para tratar ciertas dolencias (varias) es porque en un uso médico es aceptablemente segura, o porque los beneficios superan a los de los riesgos.

Como no da más datos, como país, pruebas que le han hecho, tipo de fármaco que le han recetado (hay varias formas de testosterona, y el mayor problema de algunas es que atacan al hígado), poco más le puedo decir, y no le voy a llevar la contraria a un médico sin alguna razón que sea muy evidente.

No hay problema en usar la testosterona en el caso de su hijo, siendo adecuada la elección del fármaco y con los controles que tiene que tener, pero acuda a un especialista diferente para mayor tranquilidad suya y de su hijo.

Ah, tan importante es el diagnostico, como el que sepan cuál es el origen del problema...
Algunos casos pueden tener origen más maligno que otros que es totalmente benigno (a efectos de otras partes del cuerpo), y eso debería ser sabido: la razón de ese hipogonadismo o al menos haber descartado algunas (poco probables en un niño de 8 años).

MARIA dijo...

Gracias por tu respuesta anticipadamente.
Te comento yo estoy casada hace 6 años y mi esposo a tenido problemas para mantener un erección por mas de 10 minutos, siempre esta acansado agotado, tenemos relaciones 1 vez cada 15 dias o a veces se prolonga 1 vez al mes, siempre esta cansado, para muy irritado, su estado de animo cambio esta muy renegon. nunca pense que tuviera problemas de la testosterona, pero hace dos noches escuche en la TV un caso parecido al mio, y dije quizas sea eso, mi esposo en un analisis de densitometria osea salio que tenia osteopenia media y el tiene 40 años, y crea que las que nos descalcificamos somo nosotras las mujeres en gran mayoria, asi que pienso que es un problema hormonal, este problema lo tenemos desde el inicio de nuestro matrimonio, yo trato de entenderlo, pero creo que es un problema corporal y que tiene que ver un medico, a tenemos una hija de 4 años y me gustaria tener otro hijo, pero como van las cosas, creo que el es un hombre joven par que tenga este problema, lo llevare a un endocrinologo, ojala quiera ir a un medico, para solucionar nuestro problema.
Gracias por tomarte el tiempo y leer mi comentario.

Anónimo dijo...

Hola,
Tengo una consulta, gran parte de mi vida adulta he estado luchando con la depresion, recientemente descubri que tengo la testosterona baja(testosterona total 247 ng/dl, testosterona libre 9.0 pg/ml)por lo que una urologa me receto nebido y me ha ido muy bien en cuanto a lo sexual, sin embargo sigo lidiando con la depresion, existira algun tratamiento combinado para combatir la depresion tomando en cuenta mi condicion hormonal???
Agradesco mucho sus comentarios.

Anonimo

Juan Brizio dijo...

Hola, tengo 25 años y naci con 1 solo testiculo, tengo todos los sintomas que describes, mi preocupacion es si al administrarme nebido podria reducir el tamaño de mi unico testiculo que ya es bastante chico, perder cabello ya que estoy perdiendo mucho cabello, y tengo un trastorno hiper compulsivo, o lo tenia desde la adolecencia y nunca lo trate y creo que lo sigo teniendo ahora, no se que hacer, por que me estoy por quedar calvo, mi vida sexual es nula, mi rendimiento laboral mermo muchisimo, y creo que a los 30 años me voy a tener que agregar si o si, de cualquier forma me voy a tener que agregar a los 30 o 35, puedo mejorar mi vida aun que soy joven y tengo 25 años?, o desperdiciar los mejores años de mi vida con este estado en el que me siento?


Glucosa --------------------------88------------------ valor normal 70-110mg
TSH ------------------------------1.38-----------------valor normal 0.30-4.00uU/ml
Prolactin a----------------------- 11.4-----------------valor normal 2.0-14.5
Testoster ona total---------------2.85----------------valor normal 2.60-15.90ng/ml
Testoster ona Biodispon ible-----1.30----------------valor normal 1.90 a 2.95ng/ml
Testoster ona Libre--------------56.31
Quimiolum inisencia --------------33------------------valor normal 13 a 71ng/ml
17-OH Progester ona------------1.42-----------------valor normal 0.61-3.34ng/ml
Cortisol Matinal------------------22.7-----------------valor normal 9 a 23ug/dl
Estradiol-------------------------37--------------------valor normal 10-60pg/ml
Dhea-sulfato---------------------1840-----------------valor normal 2000-3350ng/ml
LH--------------------------------5.1-------------------valor normal 0.4 - 5.7mui/ml
FSH------------------------------9.4--------------------valor normal 1.1 - 13.5mui/ml

Proteinog rama
Todo normal menos
Alfa 2 Globulina ----------------0.34------------------valor normal 0.53-0.75g%

Juan Brizio dijo...

Hola, tengo 25 años y naci con 1 solo testiculo, tengo todos los sintomas que describes, mi preocupacion es si al administrarme nebido podria reducir el tamaño de mi unico testiculo que ya es bastante chico, perder cabello ya que estoy perdiendo mucho cabello, y tengo un trastorno hiper compulsivo, o lo tenia desde la adolecencia y nunca lo trate y creo que lo sigo teniendo ahora, no se que hacer, por que me estoy por quedar calvo, mi vida sexual es nula, mi rendimiento laboral mermo muchisimo, y creo que a los 30 años me voy a tener que agregar si o si, de cualquier forma me voy a tener que agregar a los 30 o 35, puedo mejorar mi vida aun que soy joven y tengo 25 años?, o desperdiciar los mejores años de mi vida con este estado en el que me siento?


Glucosa --------------------------88------------------ valor normal 70-110mg
TSH ------------------------------1.38-----------------valor normal 0.30-4.00uU/ml
Prolactin a----------------------- 11.4-----------------valor normal 2.0-14.5
Testoster ona total---------------2.85----------------valor normal 2.60-15.90ng/ml
Testoster ona Biodispon ible-----1.30----------------valor normal 1.90 a 2.95ng/ml
Testoster ona Libre--------------56.31
Quimiolum inisencia --------------33------------------valor normal 13 a 71ng/ml
17-OH Progester ona------------1.42-----------------valor normal 0.61-3.34ng/ml
Cortisol Matinal------------------22.7-----------------valor normal 9 a 23ug/dl
Estradiol-------------------------37--------------------valor normal 10-60pg/ml
Dhea-sulfato---------------------1840-----------------valor normal 2000-3350ng/ml
LH--------------------------------5.1-------------------valor normal 0.4 - 5.7mui/ml
FSH------------------------------9.4--------------------valor normal 1.1 - 13.5mui/ml

Proteinog rama
Todo normal menos
Alfa 2 Globulina ----------------0.34------------------valor normal 0.53-0.75g%