domingo, 11 de febrero de 2007

Prólogo

Este blog nace con una vocación clara y al mismo tiempo con unas ideas difusas.
Pretende informar, divertir, hacer pensar y ofrecer un espacio de reflexión posiblemente en varios ámbitos, aunque casi siempre con el telón de fondo de las sustancias psicoactivas y su relación con el ser humano, las instituciones, los estados, y todos esos otros mecanismos kafkianos desde su nacimiento que trae consigo la "guerra contra las drogas", que aunque bien engrasados y en origen magistralmente justificados a los ojos del gran público, difícilmente pueden seguir sosteniéndose a día de hoy sin ser una macabra burla de trágicas consecuencias para millones de seres humanos.

No es la intención de este blog el convertirse en un punto de reunión activista sobre el uso de drogas, ni pretende hacer apología de su consumo.

Pretende, eso sí, el acercar la historia e historias que rodean a muchas de estas sustancias al lector que quiera aprender y seguramente, sorprenderse. Pretende divertir, a veces con una mueca tragicómica, mostrando la estupidez que está suponiendo el negarle al ser humano algo que está íntimamente ligado con su libertad y equiparable a impulsos tan naturales como pueden ser la alimentación o el sexo.
Pretende por último conseguir la reflexión en aquellos que, bien por lejanía con este tema o bien por haber asumido postulados oficiales sin cuestionarlos a través del tamiz de la ciencia y de la conciencia, no se hayan parado nunca a pensar sobre la situación esperpéntica que ha convertido actos de propio derecho en crímenes sin víctima, pero no por ello sin castigo ni coste económico, social, moral y psicológico para toda nuestra sociedad.

Quién crea que su vida nada tiene que ver con esas sustancias llamadas "drogas" y todo lo que envuelve a su artificialmente ennegrecida historia, encontrará argumentos para cambiar su opinión.

Con todo el afecto y la ilusión del mundo, aquí queda esta primera piedra.



Symposion.

2 comentarios:

Symposion dijo...

Bueno, esto ha sido un año.
11.000 visitas justas en este momento.
Muchas horas compartidas, muchas personas conocidas, muchas cosas aprendidas, mucha ilusión...

Todo mi agradecimiento al impulso o la cadena de ellos que me llevaron a dar este primer paso.

A los que vinieron después.
A los que lo apoyaron.
A los que luego lo dieron a conocer.
A los que escribían y daban vida a este lugar.
A los que me dieron ánimos cuando los necesitaba.
A los que me concedieron una entrevista y acabaron siendo "el inicio de una posible larga y productiva amistad".
A aquellos que me ofrecieron posibilidades impensables e impagables, como su tiempo y compañia, sus conocimientos o sus historias.

Creo que me tocará seguir otro añito más, por lo menos, aunque sólo sea por todo lo que YO le debo a este sitio AHORA.

Gracias.
¿Te habías fijado que bien suena cuando se da desde la satisfacción de algo que ha salido bien, de ver que has puesto un granito de arena y que ha fructificado como si fuera una semilla que no conocías y te sorprende?

Gracias, gracias, gracias.

angharad dijo...

Buenas noches, Symposion :)

hoy, me apetece escribirte, desvelada...

Ésto es apenas una notita de agradecimiento por tus años en la red: por tanto compartir, enseñar, dejarnos ver, y ayudarnos a abrir la mente(suficientes opresores y pastores 'de buena voluntad' vagan por aquí y allá)... Realmente tu rincón es, un lugar de referencia, no me extraña que estés, seguro rodeado de la excelencia en este campo :) tanto de nosotros, tus lectores(no soy muy habitual, pero vuelvo de cuando en vez :)).

Yo la verdad es que nunca he jugueteado con las drogas, soy una persona curiosa que adora aprender, pero el probarlas y sentir sus efectos(y en ello incluyo tabaco y alcohol) nunca estuvo en mis planes, no lo sentí como necesidad, y lo máximo que me acerqué fue cuando un amigo me hizo un submarino del que casi tuve que salir a gatas, o que me prepararon y comí un croissant con cacao en crema y cogollitos de maría(puedes reírte!)... Supongo que de momento me gusta estar consciente y percibir así, sin potenciadores, a lo mejor soy muy sosa!

Pero bueno, que no haya probado en mis carnes no significa que no me guste estar informada, y no me atraiga poderosamente el ser humano , sus reacciones y estas búsquedas y encuentros :)...
Antes de leerte era mucho más reticente y menos tolerante(antes nunca lo habría reconocido, no por tozudez sino por ignorancia!) con el tema Drogas= vicio, sentía una aprensión poderosa, que hasta me nublaba... y bueno...

...paro ya me lío y escribo y escribo cuando estoy frente al papel en blanco, y poco tiempo debes de tener, para leer mis boberas :)...

Sólo decirte que disfruté sobre todo, muchísimo, de tus experiencias(juraría que hasta algunos post han desaparecido) y de las mil y una reseñas, introducciones, ahondamientos, historias y otras delicias con las que nos has regalado(y qué decir de que a pesar de tu, a veces, agrio tono, escribes de maravilla) :) sea como sea, mil gracias :)

Espero siga la ilusión, tienes muchas razones para sentirte orgulloso :)

sonrisas,

An.